Cómo hacer un exfoliante facial con café

Escrito por Katie Leigh
Haz un exfoliante natural usando café.
Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Algunas veces tu cara necesita un impulso. Qué mejor manera de hacerlo que con un café, la mejor respuesta de la naturaleza para cuerpos y mentes cansados. Este exfoliante con café revitaliza y rejuvenece tu piel. El tratamiento elimina las células muertas, cierra los poros y actúa como un tónico natural para tu cara. Usa este exfoliante al final de una semana dura o al comienzo de un día ajetreado para limpiar el estrés de tu piel.

Combina el café molido, la sal y el huevo blanco en un recipiente. Mezcla bien.

Lava tu cara con agua caliente y sécala suavemente. Aplica la mezcla de café en tu cara manteniéndola lejos de tus ojos y de la línea de cabello y masajeando tu piel.

Deja que el exfoliante se seque por unos 20 minutos. Enjuaga tu cara con agua caliente frotando suavemente la mezcla de café con un trapo.

Seca tu cara. Aplica un hidratante si tienes tendencia a tener piel seca o si tu piel se siente excepcionalmente tensa.

Consejo

Si no tienes café molido usado, vierte agua hirviendo en un cuarto de taza de café molido seco hasta que se forme una pasta gruesa. Deja que se enfrié, filtra por alrededor de 15 minutos y después sigue todos los pasos.

Advertencias

No uses esta mascarilla si eres alérgico a los huevos.