Cómo hacer que las uñas se vean mejor después de quitarse las uñas acrílicas

Escrito por Julie Vickers
Aplica aceite para cutícula para hidratar las uñas y cutículas secas.
Comstock/Comstock/Getty Images

Quitar las uñas acrílicas remojándolas en acetona es esencial para evitar dañar las uñas naturales. Sin embargo, la acetona puede secar y debilitar las uñas y cutículas. Las uñas secas son propensas a pelarse y romperse, mientras que las cutículas lastimadas hacen vulnerables a las uñas a infecciones dolorosas y poco atractivas. Es por eso que es importante tratar las uñas con amor y cuidado tras remover las acrílicas para sustituir la pérdida de hidratación y apoyar el crecimiento sano y su reparación.

Paso 1

Lava y seca tus manos completamente.
Comstock/Comstock/Getty Images

Lava tus manos para remover todos los restos de acetona. Utiliza un jabón para manos humectante, luego enjuaga y seca tus manos completamente.

Utiliza una buena lima de uñas.
Rolf Otzipka/Photodisc/Getty Images

Corta tus uñas a una longitud pareja, y lima utilizando una lima de uñas de buena calidad. Haz un movimiento de barrido suave al limar desde los costados hacia el centro de cada uña.

Quita los restos de las uñas con un cepillo suave.
Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Cepilla los restos de la superficie de la uña utilizando un cepillo de uñas suave.

Masajea tus uñas para que el aceite se absorba.
Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Aplica una gota de aceite para cutículas en cada uña de tu mano izquierda. Usa el pulgar de la mano opuesta, y masajea en formar circular al aceite sobre las uñas y las cutículas. Repite el proceso en tu mano derecha.

Con un pañuelo, limpia las uñas.
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Limpia cada uña con un pañuelo de papel para remover los restos de aceite de la superficie de las uñas.

Aplica un fortalecedor de buena calidad.
Thinkstock/Comstock/Getty Images

Aplica una sola capa de fortalecedor de uñas en cada una de ellas. Usa una buena marca de fortalecedor, pero evita productos que contengan químicos como sulfamido de tolueno o formaldehido ya que pueden causar irritación en la piel, según la Clínica Mayo.

Utiliza un esmalte de color claro.
Thinkstock Images/Comstock/Getty Images

Aplica una sola capa de esmalte para uñas de color claro en cada una de ellas. Los colores claros o perlados reflejan la luz y disimulan las imperfecciones de las uñas, mientras esperas a que crezcan sanamente. Los colores claros también requieren menos mantenimiento que los oscuros ya que el esmalte saltado es menos visible. Debes evitar quitarte frecuentemente el esmalte y los contantes retoques que pueden causar aún más sequedad y daño.

Consejo

Toma un suplemento diario de de 2.5 mg de biotina, que puede ayudar a mejorar cómo se ven tus uñas aumentando su grosor, según la Clínica Mayo.