Cómo evitar vomitar después de correr

Escrito por Jeremy Hoefs
Termina tu fuerte sesión de corridas sin vómitos.
Creatas/Creatas/Getty Images

Todos los corredores experimentan náuseas inducidas por el ejercicio, que causan la sensación de mareos y vómitos. Independientemente de tu condición física, cualquier corredor puede potencialmente vomitar después de correr, lo que se produce por una variedad de razones. Aunque los vómitos después de correr son relativamente poco frecuentes, hay ciertas medidas que puedes tomar para prevenirlos.

Ingiere una comida previa al ejercicio tres o cuatro horas antes de tu sesión.
Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Ingiere una comida previa al ejercicio tres o cuatro horas antes de tu sesión. La comida debe consistir de una mezcla de carbohidratos y proteínas que sean el soporte de la energía y el desempeño sin indigestar tu estómago. La meta de la comida es controlar los niveles de azúcar en sangre, ya que si se encontraran bajos, se pueden provocar náuseas y vómitos.

No bebas demasiada agua antes o durante el ejercicio.
Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

No bebas demasiada agua antes o durante el ejercicio. La hiponatremia tiene lugar cuando bebes demasiada agua, lo que provoca niveles de electrolitos anormalmente bajos y niveles de sodio capaces de provocar vómitos. Bebe cerca de 8 onzas (240 ml) de agua cada 20 minutos mientras corres.

Realiza un calentamiento apropiado de entre 10 y 15 minutos antes de empezar a correr.
Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Realiza un calentamiento apropiado de entre 10 y 15 minutos antes de empezar a correr. Incluye trotes livianos, estiramientos y calistenias que preparen tu cuerpo para el ejercicio. Un calentamiento también prepara a tu sistema cardiovascular, que ayuda a evitar los vómitos.

Corre con la forma y la técnica adecuadas.
Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Corre con la forma y la técnica adecuadas, para así prevenir los mareos. Si mueves demasiado tu cabeza o la parte superior de tu cuerpo mientras corres, puedes experimentar mareos que provocarán náuseas inducidas por el ejercicio y vómitos.

Realiza ejercicios de recuperación inmediatamente después de la carrera.
Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Realiza ejercicios de recuperación inmediatamente después de la carrera. El tiempo de recuperación es similar al del calentamiento y debe incluir trote y estiramientos. El tiempo de recuperación ayuda a disminuir gradualmente el ritmo cardíaco mientras se estimula el movimiento del ácido láctico a través de los músculos.

Disminuye la intensidad general del entrenamiento.
Photos.com/PhotoObjects.net/Getty Images

Disminuye la intensidad general del entrenamiento para reducir el potencial para la formación de ácido láctico en los músculos. Demasiado ácido láctico en los músculos aumenta el nivel de acidez en la sangre, lo que provoca que el cuerpo responda de forma natural con vómitos.

Advertencias

Contacta a tu médico si estuvieras vomitando de forma regular luego de correr. Los vómitos frecuentes pueden ser indicadores de alguna enfermedad más seria, como por ejemplo la úlcera péptica.