Cómo evitar que el delineador de ojos se corra al párpado inferior

Escrito por Audrey Farley
El marrón y el negro son los colores típicos de delineador.

El delineador define los ojos y los resalta, mejorando sumamente tu apariencia. Pero al igual que otros cosméticos, tiene la tendencia de correrse y manchar si no se lo aplica correctamente. Para evitar que se corra al párpado inferior y lograr que el maquillaje te dure todo el día, usa los materiales adecuados y sigue determinadas técnicas de aplicación.

Lava y seca tu rostro, especialmente alrededor de los ojos, antes de aplicar el maquillaje. Los aceites de la piel dan lugar a que se corra el maquillaje.

Usa un delineador en gel o un lápiz en el párpado inferior. Evita el delineador líquido, que funciona muy bien en el párpado superior pero que se corre con mayor facilidad en el inferior.

Utiliza sombra para párpados sobre el delineador para sellarlo y evitar que se corra y manche. Usa un bastoncillo de algodón para aplicar suavemente la sombra en polvo en el párpado inferior sobre el delineador y en las comisuras del ojo. El tono de la sombra debe combinar con el color del delineador.

Usa un delineador que no se corra, a prueba de agua, especialmente si lo aplicas en el borde interior del ojo, entre el globo ocular y las pestañas. Ya sea que te lo apliques allí o justo debajo de las pestañas, según sea de tu agrado, solamente extiende la línea hasta dos tercios del ojo. Deja la comisura interna de cada ojo (cerca del lagrimal) sin maquillar, ya que esta zona se vuelve pringosa.

Haz una línea delgada y suave. El maquillaje pesado se corre con mayor facilidad. Retira el delineador con desmaquillante y un bastoncillo de algodón antes de volver a aplicar. Nunca vuelvas a aplicar una segunda capa de delineador.

Aplica el rímel después y no antes del delineador y la sombra para párpados.