Cómo entender los cálculos matemáticos de un técnico de farmacia

Escrito por Erika Cole
None

A veces la dosis de un medicamento recetado por un médico no coincide exactamente con la cantidad del fármaco contenido en un comprimido o en una medida líquida normal. En estos casos, el técnico de farmacia debe realizar cálculos precisos para poder decirle a los pacientes como asegurarse de tomar la dosis adecuada. Los cálculos matemáticos de los técnicos de farmacia son fáciles de entender cuando conoces los elementos de las ecuaciones.

Comprende la información importante de la receta. Para comprimidos, cápsulas, medicamentos líquidos e inyecciones necesitas saber la dosis prescrita.

Identifica la información clave en la etiqueta del medicamento. Las etiquetas de los medicamentos en comprimidos y cápsulas te informan cuánto medicamento hay en cada comprimido o cápsula, las etiquetas de los medicamentos líquidos te informan cuánto medicamento hay en una determinada cantidad del líquido y las etiquetas de los medicamentos inyectables te informan cuánto medicamento hay en una cantidad dada de la solución inyectable.

Si es necesario, haz la conversión de unidades. Si la dosis prescrita de un medicamento que viene en forma de comprimidos es de 2 g y cada comprimido contiene 500 mg de medicación, es necesario convertir la dosis (2 g) a miligramos (2000 mg) o convertir los comprimidos (500 mg) a gramos (0,5 g).

Arma y calcula la ecuación. Los componentes de los cálculos de las dosis de fármacos de un técnico de farmacia son simples. Para un medicamento líquido o inyectable, simplemente multiplica la dosis ordenada por la cantidad de líquido en el que se suspende una dosis normal y luego divide el resultado por la dosis normal. El resultado es la cantidad de medicamento que debe administrarse. Para un medicamento en forma de comprimido o cápsula, divide la dosis ordenada por la cantidad de fármaco contenido en el comprimido o la cápsula. El resultado es el número de comprimidos o cápsulas que se deben administrar.