Cómo eliminar los brotes de acné rápidamente

Escrito por ShaeLee Chatterton
La miel es un agente de limpieza para la piel que se ve reforzada cuando se mezcla con leche y canela.

Según MedlinePlus, un servicio en línea de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos (U.S. National Library of Medicine) y los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health), el acné se produce cuando los poros de la piel se obstruyen con bacterias y folículos de piel seca. La parte superior de la zona obstruida puede ser blanca o negra y formar una protuberancia en la piel. MedlinePlus explica lo siguiente: "Si el bulto se rompe, el material en su interior -incluyendo el aceite y las bacterias- se derramará pudiendo extenderse a la zona circundante y causar una reacción inflamatoria". Es posible sufrir de acné hasta los 30 o 40 años en cualquier área de tu cuerpo.

Lávate la cara con un limpiador facial suave sin aceite ni fragancia. Seca tu cara con una toalla limpia.

Ponte hielo sobre los granos y las espinillas durante dos minutos para reducir la inflamación. De acuerdo con el sitio web "Get Rid of Acne Overnight" ("Deshazte del acné de la noche a la mañana") el hielo también disminuirá el dolor.

Mezcla la misma cantidad de leche, miel y canela hasta formar una pasta espesa. El sitio web Organic Facts (Datos orgánicos) informa que la leche y la miel tienen propiedades limpiadoras para la piel que se incrementan cuando se utilizan juntas. "Get Rid of Acne Overnight" ("Deshazte del acné de la noche a la mañana") declara que la piel luce notablemente más limpia y fresca cuando se utiliza una mezcla de miel y canela.

Aplica la pasta sobre el rostro y otras áreas con acné en tu cuerpo y deja secar durante unos 20 minutos. Usa la pasta durante la noche para obtener resultados óptimos.

Retira la pasta con agua tibia cuando despiertes y limpia normalmente con un jabón suave.

Hidrata tu piel con una loción suave. Esto reducirá las partículas secas de piel que pueden obstruir los poros y causar más acné. Habla con tu dermatólogo sobre tu tipo de piel y pregúntale qué hidratante es el más apropiado y efectivo para tu caso.

Consejo

Repite estos pasos para obtener resultados óptimos. Puedes limpiar e hidratar la piel dos veces al día para prevenir el acné. Un estilo de vida saludable, que consiste en ejercicio y buenos hábitos de nutrición te ayudará también a prevenir el acné.

Advertencias

No revientes los granos. Esto aumenta la irritación y causa cicatrices.