Cómo elevar rápidamente la presión arterial

Escrito por Megan Smith
Eleva tu presión arterial.

Aunque la presión arterial alta o hipertensión se considera un riesgo cardíaco peligroso, las personas no suelen considerar que la hipotensión o presión arterial baja conlleva los mismos riesgos. La hipotensión puede causar mareos, así como problemas cardíacos y endocrinológicos en el futuro. Es posible elevar la presión arterial sin receta médica o la ayuda de un médico, aunque debes consultar a un especialista si te sientes especialmente mareado, tienes palpitaciones o una sensación de debilidad general. Si tu presión sanguínea está por debajo de 90/60 mm Hg, ésta se considera baja y estás en riesgo de sufrir hipotensión.

Añade más sal a tu dieta. Aunque la mayoría de personas considera que la sal es algo que se debe evitar, si sufres de hipotensión, añadir más sal a tu dieta puede aumentar rápidamente la presión arterial. Si eres mayor, debes consultar a tu médico antes de que añadas más sal a tu dieta ya que esto te podría poner en riesgo de sufrir una insuficiencia cardíaca.

Bebe más agua cada día. Si añades más agua a tu dieta aumentarás tu volumen de sangre, lo que en consecuencia aumentará la presión arterial. No consumas más de 4 1/2 litros de agua al día o correrás el riesgo de perder nutrientes debido a una sobredosis de agua.

Utiliza medias de compresión, sobre todo cuando estés de pie. Las personas con presión arterial baja pueden experimentar cargazón en la parte baja de las piernas y en los tobillos, debido a que la sangre no puede circular correctamente. Usa medias de compresión para evitar que la sangre se acumule en las extremidades inferiores.

Controla regularmente tu presión arterial. Haz que te tomen la presión arterial en la farmacia local o en el consultorio del médico. Si tu presión arterial es menor de 90/60 mm Hg, consulta a un médico tan pronto como puedas.

Acude a un médico si necesitas que te receten un medicamento. Si aún tienes mareos cuando te pones de pie o te sientes generalmente cansado, el médico puede recetarte un medicamento como la fludrocortisona para elevar tu presión arterial.

Consejo

Levántate lentamente para evitar que te marees.

Advertencias

Si experimentas fiebre, debilidad o náusea debido a tu presión baja, contacta a tu médico de inmediato.