Cómo disolver tabletas de vitamina C para utilizar en el rostro

Escrito por Esperance Barretto
Avoid purchasing expensive Vitamin C face creams, when you can prepare it at home.

La vitamina C ofrece muchas ventajas para la salud cuando se la ingiere por vía oral y, de la misma manera, beneficia a la piel cuando se la aplica de manera tópica. Esta vitamina puede ser esparcida por la piel para que trabaje como un antioxidante y antiinflamatorio. La vitamina C previene y reduce las arrugas faciales y las quemaduras por el sol; y estimula la producción de colágeno y elastina. Aunque es un ingrediente vital en varias cremas y lociones faciales, también puedes preparar una fórmula para aplicación facial en tu hogar.

Compra 500 g de ácido L-ascórbico en la farmacia o droguería. La forma del ácido L-ascórbico de la vitamina C es más efectiva que la composición de palmitato de ascórbilo.

Lava tu rostro con jabón y agua para limpiarlo de aceites y otras impurezas. Con cuidado, seca tu rostro con una toalla.

Disuelve veinte tabletas de 500 mg de ácido L-ascórbico en 100 ml de agua destilada. Esto crea un 10% de concentración de vitamina C. Las soluciones tópicas de ácido ascórbico deberían tener una concentración de entre 5 y 20% para que actúen efectivamente.

Introduce un trozo de algodón en la solución de ácido L-ascórbico y con cuidado espárcelo por tu rostro y cuello. La vitamina C tópica no necesita quitarse con agua, ya que la piel la absorbe rápidamente. Continuará rejuveneciendo tu piel por más de tres días luego de la aplicación.

Coloca cualquier sobrante de solución de ácido L-ascórbico en un recipiente opaco y guárdalo en el refrigerador.

Consejo

Para una mejor eficacia de la solución de ácido L-ascórbico, sólo prepárala cuando sea necesario y utilízala inmediatamente.

Advertencias

Si la solución de ácido L-ascórbico se vuelve amarilla cuando se disuelve, ésta ha perdido su potencia.