Cómo disecar un ave

Escrito por eHow Contributor
La taxidermia de un ave requiere gran habilidad y paciencia.
bird at kl bird farm image by Arshad Abdullah from Fotolia.com

La taxidermia de un ave requiere gran habilidad y paciencia. Las aves se dividen en tres grupos, aves acuáticas, aves de caza y pavos. El pato de la Florida proporciona un buen punto de partida. Las técnicas básicas utilizadas en la taxidermia de un pato de la Florida se aplican a la mayoría de las aves acuáticas y otras aves de caza. La taxidermia de un pavo requiere una mayor experiencia y técnica. Para aprender los fundamentos de la taxidermia de aves, sigue estos pasos.

Registra los detalles de la muerte y toma las medidas del ave entera para ayudar en la reconstrucción. La ley de taxidermia requiere este procedimiento.

Haz una incisión con un escalpelo en el pecho del ave por debajo del cuello, cortando lentamente por el centro hasta la parte posterior. Pela la piel, que tiene las plumas del ave al igual que las raíces del cabello humano están en nuestra piel. Retira la piel de las alas y las patas, usando tus manos enfundadas en guantes de látex.

Retira toda la carne y la grasa de la piel usando una cuchara afilada. Asegúrate de mantener las vías de plumas, que son las raíces en la piel exterior, intactas. Guarda los huesos de las alas y las piernas.

Lava y quita la grasa del ave usando detergente líquido diluido con agua para preparar el acoplamiento de su cola, patas, alas y cabeza. Después de lavar la piel del ave, colócala en una lavadora en el ciclo de centrifugado, si está demasiado húmeda. Seca las plumas, usando un secador de pelo en calor medio.

Pasa el alambre grueso por las piernas y las alas, asegurándote de vincularlas estrechamente donde faltan músculos. A continuación, conecta las patas y las alas al cuerpo del ave. Cose la piel con una aguja e hilo fino pero resistente y colócala sobre una base.

Vuelve a alinear las plumas en su posición natural y reemplaza las que estén dañadas. Tómate tu tiempo con este paso, de lo contrario, el resultado final no parecerá realista.

Coloca al ave en una pose natural, utilizando las mediciones anteriores para crear un modelo realista. Monta al pájaro en un pequeño tronco o en una roca. Una vez que hayas definido su montura y su postura, asegura el plumaje con alambre hasta que la piel se asiente, cosa que toma hasta dos semanas.

Consejo

Rocía el alambre duro con WD40 si tienes dificultades para insertarlo en los huesos de las patas del ave. Agita vigorosamente al pájaro antes y mientras lo montas. Esto ayuda a que las plumas caigan en pose natural. Si quieres darle forma a la cola o al ala, trata de usar un alambre fino con cinta adhesiva en cada extremo para mantenerlas en su lugar hasta que se seque la piel del pájaro por completo. Repara las plumas primarias o de la cola que estén rotas utilizando pegamento con alfileres entomológicos para volver a unirlas. Aplica una ligera cantidad de cristal líquido en los ojos del ave para una mirada brillante y realista.