Cómo diagnosticar una infección del oído interno

Escrito por Frank Dioso

Los microorganismos que entran en tu cuerpo pueden causar infecciones del oído interno. Estas infecciones son más comunes entre los lactantes y niños pequeños. Hay muchas causas para las infecciones del oído interno. Estas incluyen el tener una gripe o un resfriado, lo que provoca que se acumule líquido en el canal auditivo y conduzca a una infección. La mayoría de las infecciones del oído interno desaparecerán por si mismas, mientras que otras requieren tratamiento médico inmediato.

Permite a un médico utilizar un otoscopio para detectar una infección activa del oído interno. Este instrumento es utilizado por los médicos para buscar fácilmente en el oído y ver si hay inflamación, lo que indica una infección.

Si estás experimentando un profundo dolor en el oído y/o notas fluido saliendo de él, entonces puedes tener la infección del oído medio llamada otitis media.

Si tu oído se ve hinchado y sientes dolor o picazón cuando tiras de la oreja o su lóbulo, entonces puedes tener una infección del canal auditivo, llamada otitis externa u oído de nadador.

Si puedes ver o sentir un grano en el interior del canal auditivo, entonces puedes tener una infección leve en dicho canal.

Si hay enrojecimiento e inflamación en el oído externo, incluyendo la piel circundante, entonces el canal auditivo, el oído externo y la piel circundante pueden ser infectados gravemente.

Advertencias

Consulta a un médico si tu infección del oído interno empeora o si la infección se acompaña de una fiebre.