Cómo diagnosticar un sarpullido en la piel de bebé

Escrito por Sarah Metzker Erdemir
None

La piel de un bebé es muy suave y sensible. Desafortunadamente, todos los bebés desarrollan algún tipo de sarpullido en algún momento. La mayoría de estos sarpullidos no son ni dañinos ni contagiosos, y desaparecen por su cuenta. Otros sarpullidos son más serios y requieren del cuidado de un doctor. Para diagnosticar el sarpullido en un bebé, debes considerar el lugar en donde se encuentra y cómo luce. También debes prestar atención si hay picazón, propagación o signos de infección.

Observa los genitales y el trasero de tu bebé en busca de dermatitis de pañal cuando le cambies los pañales. Chequea si hay enrojecimiento, hematoma o alguna otra irritación. La dermatitis de pañal es inevitable porque la piel sensible del bebe está contenida dentro del pañal con la bacteria y amoníaco de la orina y las heces.

Intenta prevenir la dermatitis de pañal cambiando a tu bebe tan pronto como el pañal esté sucio, manteniendo esa área tan seca como sea posible y dejando a tu bebe sin pañal el mayor tiempo posible.

Utiliza cremas para el sarpullido cuando aparezca uno, pero evita usar polvos, fécula de maíz u otras lociones. Enjuaga muy bien los pañales de tela para remover cualquier resto de jabón, y no uses suavizantes para ropa o suavizante en paños secos.

Contáctate con tu doctor si la dermatitis de pañal no mejora, o si el sarpullido está muy enrojecido con pequeños hematomas en los bordes. Esto podría ser una candidiasis y requiere medicina fungicida.

Presta atención a la cara, cuello, pecho y axilas de tu bebé, sobre todo si vives en un clima muy caluroso o húmedo. La miliaria se ve como pequeños puntos rojos o pequeñas ampollas. Vestir de más a un bebé también puede causar miliaria. Mantén la habitación de tu bebé lo más fresca posible y no lo vistas muy cargadamente o lo tapes con muchas frazadas. La miliaria generalmente se va sola si la piel del bebe se mantiene fresca y seca.

Revisa el cuero cabelludo de tu bebé en busca de seborrea. Es un sarpullido común en los bebés menores a 3 meses y se ve escamosa, irregular, roja u oleosa. A veces la seborrea aparece detrás de las orejas, en las axilas y en la zona del pañal. Este sarpullido es inofensivo y no molesta al bebé, por lo general desaparece solo. Puedes removerle las escamas frotándolas suavemente con un cepillo para el pelo o removiéndolas con aceite de bebe.

Ten en cuenta que la aparición de manchas rojas o pequeñas ampollas blancas o amarillas en el cuerpo de un recién nacido son un sarpullido común llamado eritema tóxico. Es un sarpullido inofensivo que suele aparecer al nacer o cuando el bebé tiene unos días de vida, y desaparece solo en una o dos semanas.

Lleva a tu bebé al doctor si aparece un sarpullido rojo, escamoso y con picazón sobre la cara, cuello, pecho o espalda. Este sarpullido puede ser un eczema y requiere de crema con cortisona y posiblemente algunos cambios dietarios para tratarlo. Si tu bebé tiene un eczema, mantén sus uñas cortas y tápale las manos con medias o mitones a la noche para evitar que se rasque. Si el bebé se rasca mucho y lastima su piel, se podría desarrollar una infección bacteriana seria.

Advertencias

Lleva a tu bebé al doctor si el sarpullido no se va solo, o incluso si estás inseguro sobre cómo diagnosticar un sarpullido. La mayoría de los sarpullidos no son causa de alarma, pero algunos pueden indicar una condición más seria.