Cómo diagnosticar la inflamación de los músculos aductores

Escrito por eHow Contributor
Diagnosticar la inflamación de los músculos aductores.

Cómo diagnosticar la inflamación de los músculos aductores. La inflamación de los músculos aductores es la lesión más común en los deportistas, especialmente en el hockey y en el fútbol. Estos músculos son especialmente susceptibles a torcerse por cambios repentinos en la dirección mientras corres a gran velocidad. Los cinco músculos aductores del muslo están insertados en el hueso púbico cerca de la ingle, y son: el aductor breve, el largo, el mayor, el recto y pectíneo.

Nota un dolor en el tendón cuando se le aplica una presión. El dolor empeorará cuando el tendón trabaja y se estira que es en el caso de cuando las piernas se estiran juntas contra la resistencia. Pocos casos de inflamación de los músculos aductores no requieren atención médica.

Varios casos de inflamación tienen que ser evaluados médicamente. Un diagnóstico preciso puede ser necesario si el músculo afectado no responde al tratamiento general. El diagnóstico es usualmente definitivo cuando la presión aplicada en la unión del músculo con la ingle, causa dolor.

Diferenciar la inflamación de los músculos aductores de otra torcedura muscular localizando cuidadosamente la acción y el área que provocan un dolor mayor.

Hazte un ultrasonido si tienes dudas sobre el diagnóstico porque esta técnica es muy apropiada para evaluar músculos. El ultrasonido puede mostrar el daño en la áreas ecotransparentes y discontinuidades en la fibra del tendón. Estos signos pueden ser localizados en la unión musculotendinosa, el tendón o la inserción del tendón.

Los escaneos de imágenes de revisión computada (CT) o de imágenes por resonancia magnética (MRI) sirven para evaluar los desgarros en el músculo aductor.