Cómo detener las bacterias que se acumulan en el acné bajo la piel

Escrito por Nicole Whitney
Debes eliminar las células muertas y el exceso de sebo para evitar la reproducción de las bacterias que causan el acné.

El Propionibacterium acnes vive en los folículos de la piel de la mayoría de las personas, incluyendo aquellos que no padecen acné. Estas bacterias se alimentan de las secreciones del sudor y de las glándulas sebáceas, pero cuando quedan atrapadas dentro de un folículos que está obstruido por piel muerta y sebo endurecido éstas se alimentan del sebo y se reproducen, produciendo una inflamación que se traduce en granitos, pústulas, quistes y abscesos. Para detener estas bacterias, debes eliminar las células de piel muerta y reducir la producción de sebo.

Detener las bacterias del acné

Usa un limpiador suave que contenga ácido salicílico según las instrucciones del envase. Este compuesto estimula la descamación de la piel.

Exfolia la piel usando un exfoliante que contenga pequeñas partículas redondeadas.

Aplica una crema tópica que contenga peróxido de benzoílo. La Academia Estadounidense de Dermatología dice: "el uso del peróxido de benzoílo debe continuar luego de que el acné haya desaparecido para prevenir nuevas lesiones".

Usa una mascarilla que contenga azufre dos veces a la semana. El azufre elimina las células muertas de la piel y detiene el crecimiento de las bacterias que causan el acné.

Haz una cita en una clínica de dermatología para que una esteticista licenciada te realice una limpieza de los poros faciales.

Aplícate luz azul LED (light emitting diode, en inglés) sobre la piel infectada con las bacterias del acné, ya que esta luz las mata. Algunos consultorios dermatológicos tienen fuentes de luz LED en frente de los cuales te sientas para recibir la aplicación, o si no, puedes comprar una unidad manual para usar en casa.

Consejo

El dermatólogo puede prescribir medicamentos orales que matan las bacterias del acné. Algunos de ellos tienen efectos secundarios graves, por lo que solo deben usarse cuando el acné no responde a los tratamientos menos agresivos.

Como exfoliante, puedes usar un tónico que contenga ácido salicílico o glicólico. Estos eliminarán las células muertas produciendo una exfoliación suave de la piel.

Advertencias

El peróxido de benzoílo puede producir una sequedad excesiva de la piel. La Academia Estadounidense de Dermatología dice: "asegúrate de seguir las instrucciones y no usar más cantidad de la indicada a menos que el médico indique lo contrario".

Evita los exfoliantes que contengan partículas agudas ya que pueden irritar y dañar la piel. Evita frotar vigorosamente ya que esto puede producir una sobreestimulación de las glándulas sebáceas y hacer que éstas produzcan demasiado sebo.