Cómo depilar las axilas con cera en casa

Escrito por Racheal Ambrose
La ausencia de vello puede hacer suave una axila.

Para aquellas que no lo han probado, depilar con cera puede parecer un procedimiento abrumador. Pero puedes evitar el estrés tomando el proceso lentamente y preparándote. La mayoría de las mujeres desean axilas suaves y sin vellos y, para aquellas que no quieren afeitarse, la depilación con cera es una alternativa. Para que el procedimiento funcione, debes dejar crecer el vello a alrededor de 2/3 pulgada (1,5 cm) de largo. Tu piel arderá durante e inmediatamente después de la depilación, pero no tendrás vellos por varias semanas.

Usa un jabón suave sin perfume para limpiar tus axilas.

Moja un paño con agua tibia y coloca una gota de jabón sobre él. Lava las axilas hasta que estén limpias y seca con una toalla.

Extiende las tiras de tela que vienen en el kit de depilación sobre una superficie cercana. Pon los otros materiales, como los palillos para extender la cera, cerca de las tiras. Usa una diadema y banda para cola de caballo para evitar que el cabello toque tus axilas.

Calienta la cera según el tiempo indicado en el envase.

Levanta un brazo y agarra la parte superior de una puerta u otro objeto alto. Esparce una pequeña cantidad de cera en la zona de la axila. Presiona una tira de tela sobre la cera. Espera 15 segundos y toma el extremo de la tira para arrancarla de la piel. Tira la tira. Aplica más cera y continúa agregando y quitando vello hasta que los elimines todos. Coloca las tiras en varias posiciones sobre la piel para quitar todo el vello. Repite con la otra axila.

Moja un hisopo dentro del removedor de cera que viene en el kit. Limpia los restos de cera pegada que queden sobre la piel. Tira los hisopos.

Consejo

Toma un analgésico suave de 20 a 30 minutos antes de depilarte con cera.

Advertencias

Evita exponer tus axilas a la luz de sol directa por un día después de depilarlas con cera y no uses desodorantes o antitranspirantes por 24 horas.