Cómo curtir una piel de serpiente de cáscabel

Escrito por Woodrow Savage
La piel de la serpiente de cascabel tiene una variedad de figuras. Cuando se curte, la piel se convierte en una hermosa decoración para la pared.

Las serpientes de cascabel son conocidas por su naturaleza venenosa y sus cascabeles, los cuales utilizan cuando se sienten amenazadas. La piel de la serpiente de cascabel es ideal para curtirse y mostrarse debido a sus colores interesantes y figuras llamativas, y también desencadenan grandes conversaciones. Aderezar la piel de una serpiente consiste en dos procesos principales: quitar la piel y curtirla. Trabajar con la piel de la serpiente de cascabel implica un cuidado especial debido a que las escamas son propensas a doblarse y a arrugarse, pero cuando la piel se quita y se adereza correctamente, los resultados son bastante sorprendentes.

Remueve la piel

Corta una línea recta a la mitad del lado inferior de la serpiente, comenzando en la abertura anal y siguiendo hacia la cabeza.

Quita la piel tirando firmemente de esta y utilizando un cuchillo afilado para separarla del cuerpo. Comienza en la cola y trabaja hacia la cabeza.

Tira del resto de la piel con tus manos en cuanto hayas quitado aproximadamente 6 pulgadas (15.24 cm) con el cuchillo.

Raspa la carne de la piel de serpiente con un cuchillo de sierra.

Limpia la piel en ambas partes con una servilleta de papel. Empieza desde la cabeza hacia la cola.

Curte la piel

Mezcla una solución de partes iguales de alcohol y glicerina en un recipiente con cierre hermético. Asegúrate de que haya suficiente solución para sumergir completamente la piel.

Coloca la piel de serpiente, enrollada ligeramente, en el recipiente; séllalo y déjalo reposar durante dos o tres días. Agita la solución una vez al día.

Saca la piel de la solución y enjuágala perfectamente con agua.

Raspa con un cuchillo sin filo la membrana suelta del lado de la piel que estaba pegada a la carne.

Cubre ligeramente el lado de la piel pegado a la carne con glicerina pura y deja colgada la piel por 24 horas para que se seque.

Limpia la piel con un paño húmedo.

Consejo

Curtir la piel de la cabeza de la serpiente es opcional. Si optaste por incluir la cabeza, ten cuidado al retirar la piel, y asegúrate de que los colmillos no la rasguen. Si decides colocar la piel sobre una tabla, asegúrate de no estirarla porque esto puede dañarla. Al retirar la piel de la serpiente, asegúrate de mantener intacto el cascabel. Si no curtes la piel inmediatamente después de desollar a la serpiente, puedes guardarla enrollándola con las escamas hacia afuera, colocarla en una bolsa de plástico y ponerla en el congelador. Asegúrate de eliminar el aire de la bolsa de plástico antes de colocarla en el congelador.

Advertencias

Mantén la solución de glicerina y alcohol fuera del alcance de los niños. Es posible que la piel de la serpiente se desgarre cuando la quites del cuerpo si no tienes cuidado.