Cómo curar una tiroides perezosa

Escrito por Contributing Writer
Bebe la cantidad de agua suficiente para cuidar tu organismo.

Algunas personas sufren de una tiroides poco activa o perezosa. Situada debajo de tu traquea, justo debajo de la nuez, tu tiroides puede ocasionar varios problemas si no funciona correctamente. Los síntomas de una tiroides perezosa incluyen depresión, incapacidad para perder peso, dolores en los músculos, memoria de niebla, pérdida de cabello, piel seca, estreñimiento y fatiga. Existen remedios para ayudar a acelerar tu tiroides.

Bebe suficiente agua. Consumir ocho vasos de 8 onzas de agua (236 ml) a diario pueden ayudarte a aumentar la función de tu tiroides.

Toma suplementos del complejo vitamínico B todos los días. Con frecuencia se los usa para tratar problemas de tiroides y te dan una inyección de energía. Los puedes encontrar en cualquier dietética. Si estás embarazada o amamantando, consulta con tu médico antes de tomarlos.

Aumenta las revoluciones de tu tiroides con el tipo adecuado de alimentos. Algunos de ellos son: atún, salmón, aves magras, toronja, vegetales amarillos y de hojas verdes, leche, huevos, té verde y granos enteros. Evita comer alimentos que afecten a tu tiroides, como comidas fritas, azucaradas, grasosas, saladas o procesadas. No deberías comer toronja si estás con una dieta de estatina, ya que se produciría una interacción peligrosa.

Toma a diario un suplemento de calcio-magnesio, pues puede reforzar tu tiroides. Lo puedes encontrar en cualquier dietética.

Ten en cuenta la posibilidad de tomar suplementos de fucus vesiculosus para acelerar tu tiroides. Se trata de un alga marrón, que proviene de las costas del Pacífico y del Atlántico. Puede ayudar a acelerar el funcionamiento de una tiroides perezosa. La puedes encontrar en la mayoría de las dietéticas. Asegúrate de que el producto que compres diga en la etiqueta que no contiene metales pesados, pues en ese caso se convertiría en tóxico para ti. Debes consultar a tu médico antes de ingerir esta alga si estás embarazada o amamantando.

Haz ejercicio por lo menos cinco días a la semana. El ejercicio es excelente para regular el funcionamiento de tu tiroides. El solo hecho de caminar 30 minutos por día puede ser beneficioso.

Consejo

Hazle saber a tu médico sobre cualquier remedio alternativo que estés tomando.