Cómo curar un forúnculo o absceso

Escrito por Jack Rella

Al contrario de lo que muchas personas creen, los forúnculos no están relacionados con la falta de higiene, aunque hay excepciones. Los abscesos son causados por una bacteria llamada staphylococcus, que penetra en el organismo a través de un corte o de un folículo piloso. Las personas más propensas a la formación de forúnculos son aquellas que padecen diabetes, están mal alimentadas o cuentan con un sistema inmune deficiente. Estos abscesos suelen ser dolorosos pero afortunadamente muchos pueden tratarse en casa. Lo ideal sería que comiences con el tratamiento tan pronto lo descubras en tu cuerpo.

Toma una ducha caliente. El calor hará que el forúnculo salga a la superficie y permitirá su apertura. Una vez abierto puede drenar espontáneamente.

Si la ducha no ayuda a que el absceso drene, debes aplicar un ungüento para eliminar forúnculos. Estas pomadas se pueden comprar en una farmacia o en una tienda naturista o de remedios herbales de tu ciudad.

Una vez que aplicas el ungüento, cubre el absceso con algodón y asegúralo con cinta adhesiva médica. El forúnculo debería drenar durante la noche.

Aplica Neosporin sobre el absceso y la piel adyacente durante varios días. Esto ayudará a que sane más rápidamente y reducirá la posibilidad de cicatrices.

Consejo

Si no tienes tiempo para darte una ducha, también puedes aplicar un paño húmedo tibio sobre el forúnculo para que salga a la superficie. No trates de reventarlo como si fuera un grano, ya que puede resultar doloroso y dejar cicatrices.

Advertencias

Siempre utiliza algodón luego de aplicar el ungüento para que la pus que salga del absceso no infecte la piel circundante.