Cómo curar naturalmente un eczema

Escrito por Frank Dioso

El eczema es una condición común de la piel que hace que ésta se inflame, se ponga roja, pique y en algunos casos, desarrolle protuberancias llenas de pus. El eczema afecta a millones de personas de todo el mundo. Hay numerosas causas para su aparición, incluyendo alergias, infecciones, cambios de clima, irritantes químicos y estrés. Son más comunes en los bebés. También suelen ser hereditarios. Si no se lo trata, el eczema puede convertirse en una gruesa, coriácea y escamoso erupción. Usando los remedios naturales que figuran más abajo puedes curar el eczema efectivamente.

Aplica aceite de oliva en el área afectada. Este conocido aceite contiene un potente componente activo llamado oleocantal que puede reducir naturalmente la picazón, el enrojecimiento y la inflamación. Vierte el aceite de oliva sobre la piel afectada y haz masajes suaves. Deja el aceite en tu piel durante unas dos horas. Lávate bien y seca con golpecitos con un toalla limpia. Haz esto a diario, preferentemente por la mañana.

Usa flores de manzanilla en el área afectada. La manzanilla contiene un ingrediente activo llamado terpeno bisanolol, que puede reducir el dolor, el enrojecimiento y la hinchazón asociados con el eczema. Agrega cuatro tazas de flores de manzanilla a cinco tazas de agua y hazlos hervir. Deja que las flores se enfríen durante unos treinta minutos y cuélalas. Aplica las flores directamente sobre las áreas afectadas y déjalas allí durante treinta minutos. Enjuaga la zona y luego seca con golpecitos. Hazlo una vez al día todos los días.

Aplica hojas de té verde en las áreas afectadas. Hierve unas cinco tazas de hojas de té en agua, luego cuélalas y coloca en capas las hojas sobre el área en cuestión. El poderoso ingrediente activo del té verde es la epigalo catequina. Actúa reduciendo la inflamación y el enrojecimiento asociado con el eczema. Aplica las hojas durante treinta minutos todos los días.

Aplica una mezcla de avena en el área afectada. La avena contiene una gran cantidad de antioxidantes que pueden aliviar la picazón, la inflamación y la sequedad relacionadas con el eczema. Agrega dos tazas de avena seca a una taza de agua y hazlas hervir. Agrega una cucharadita de jugo de limón, que sirve como antibacteriano natural cuando se lo agrega a la avena. Luego agrega tres cucharadas de leche para suavizar tu piel. Hazte masajes suaves con la avena sobre el área afectada y déjala en el lugar durante unos treinta minutos. Enjuaga bien y seca con golpecitos con una toalla limpia.

Aplica aceite de árbol de té en el área afectada. Su ingrediente activo es el Terpinen-4-ol que actúa como actibacteriano y reduce la picazón y la inflamación asociada con el eczema. Aplica libremente el aceite en el área afectada, déjala toda la noche y enjuaga por la mañana. Puedes comprar este aceite en tu tienda de productos dietéticos.

Advertencias

Consulta con tu médico antes de embarcarte en autotratamientos para el eczema.