Cómo curar la tendinitis de manera natural

Escrito por Valencia Higuera
Una lesión o condición médica como la diabetes o la artritis puede ocasionar la inflamación de los tendones.

Una lesión o condición médica como la diabetes o la artritis puede ocasionar la inflamación de los tendones. Aunque muchos casos de tendinitis son leves y el malestar disminuye gradualmente después de una a tres semanas, la condición subyacente puede persistir. Si se deja sin tratamiento, la tendinitis leve puede empeorar y los tendones pueden dañarse de forma permanente. Afortunadamente existen formas de curar este problema y en muchos casos puedes curar la tendinitis de manera natural, sin el uso de medicamentos.

Modifica tus actividades. La tendinitis suele desarrollarse después de participar en actividades físicas como el tenis, el baloncesto y al correr. Para aliviar el dolor y curar un tendón inflamado debes abstenerte de todos los ejercicios y actividades que puedan irritar la herida, incluyendo ejercicios de bajo impacto como caminar y hacer yoga. Deja que la herida descanse hasta que el dolor desaparezca y recuperes la movilidad, generalmente después de una a tres semanas.

Usa terapia de frío o calor. Tanto la terapia de frío como la de calor son remedios efectivos para la tendinitis. Usa una bolsa de hielo o una almohadilla eléctrica y aplica la compresa en los tendones inflamados, 20 minutos con ella y 20 minutos sin ella. Estos remedios reducen la hinchazón y el dolor asociado con la inflamación.

Toma suplementos de aceite de pescado. Los suplementos de aceite de pescado contienen ácidos grasos Omega-3, un anti-inflamatorio natural. Compra suplementos de una tienda de alimentos para la salud y tómalos según las indicaciones para aliviar el dolor asociado con la tendinitis.

Deja descansar a tu cuerpo para acelerar tu recuperación. Duerme al menos ocho horas cada noche para promover la sanación.

Para inmovilizar la lesión y evitar que se agrave aún más puedes usar un aparato ortopédico o una férula. Estos brindan soporte a la lesión y reducen la inflamación. Los aparatos ortopédicos y las férulas varían de acuerdo a la lesión y están disponibles en droguerías o farmacias. Los aparatos ortopédicos diseñados para las lesiones por tendinitis incluyen tobilleras, rodilleras y muñequeras. Si se trata de una tendinitis en el hombro considera el uso de un cabestrillo para inmovilizar el hombro o brazo herido.

Limpia y seca el área afectada antes de ponerte el aparato ortopédico. Colócalo alrededor de la herida y luego asegúralo usando las correas o cordones.