Cómo curar la piel rasgada de los dedos

Escrito por Juliet Wilkinson
Manten las uñas cortas y limpias para evitar infecciones.
Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Los dedos tienen el peso de las actividades diarias más que cualquier otra parte del cuerpo. Los dedos más largos de cada mano son los que corren más riesgo de tener lesiones, sin embargo, en toda la mano existen terminaciones nerviosas sensibles que pueden generar un desgarre doloroso y molesto. Si te has arrancado la piel por una lesión o un "padrastro", cuidando correctamente de la herida ayudarás a que la piel de los dedos se cure rápidamente.

Heridas a causa de "padrastros"

Lava y seca la piel desgarrada con agua tibia y jabón. Corta la piel dura y áspera con una tijera de manicura cerca de la cutícula para que no se enganche y desgarre o lastime todavía más. No cortes la piel suave ya que esto empeorará la lesión y el dolor.

Aplica crema hidratante para las manos durante todo el día o después de lavarte las manos para restaurar la humedad de las cutículas y la piel que rodea los dedos. Usa crema hidratante sin perfume ya que los perfumes con alcohol te que secarán las cutículas y empeorarán las lastimaduras.

Córtate las uñas para mantenerlas cortas y parejas. Las uñas descuidadas y sucias pueden llevar al desarrollo de nuevos "padrastros". Mantén el área debajo de las uñas bien limpia utilizando diariamente un cepillo de uñas con una pequeña cantidad de jabón y agua. El cepillo también puede eliminar los desechos alrededor de la uña que llegan a causar infecciones.

Aplícate aceite para cutículas en la noche antes de acostarte. Coloca una gota de aceite en cada uña donde justo se encuentra la cutícula. Expande suavemente el aceite en toda la uña y la piel que la rodea. Colócate guantes delgados de algodón para mantener el aceite en su lugar y garantizar así, un tratamiento más profundo.

No muerdas, mastiques ni te rasques en la piel desgarrada o endurecida. Esto puede complicar el estado de la uña al introducir bacterias de la boca en las zonas abiertas de la piel. Trata de masticar un chicle, mantener las uñas cortas o incluso cubrir la uña con una venda si la tentación de morderte es demasiado grande.

Piel lastimada con un desgarro o rotura

Aplica presión en la piel desgarrada con un paño limpio y seco. Mantén la presión durante10 minutos hasta que el sangrado se detenga.

Lávate el dedo que tiene la piel desgarrada con agua y jabón durante cinco minutos bajo el agua tibia. Seca el área con un paño limpio y seco.

Aplica una capa delgada de alguna pomada contra las bacterias y cubre la piel desgarrada con una venda adhesiva limpia. Repite diariamente el paso 2 y 3 hasta que la piel se cure.

Consulta con un médico para asegurarte de la vigencia de tus vacunas como la del tétanos. La vacuna contra el tétanos tiene por lo general una duración de hasta 10 años. Consulta con tu médico cualquier preocupación que tengas acerca de la profundidad o la gravedad del desgarro.

Consejo

Los vendajes oclusivos funcionan bien con los dedos, especialmente en las yemas. Estos vendajes tienen el aspecto de un pedazo de papel celofán transparente y son adhesivos de uno de sus lados. También evitan que se filtre cualquier tipo de humedad.

Advertencias

No intentes tratar en casa las heridas de los dedos que no son superficiales. Los cortes profundos o en el principio de la uña requieren atención médica profesional.