¿Cómo corto un apósito DuoDERM CGF?

Escrito por Sally Slowinski
Un médico puede recomendar apósitos hidrocoloides para una herida.
Brand X Pictures/Digital Vision/Getty Images

El DuoDERM CGF (siglas en inglés de fórmula de gel controlada) es un apósito hidrocoiloide comercializado por Conva Tec para el manejo de las heridas drenantes. Los hidrocoloides son apósitos oclusivos y adhesivos que forman un gel al entrar en contacto con una herida drenante, según Wound Care Information Network. Son flexibles, se adaptan al lecho de la herida y son fáciles de aplicar. Los vendajes DuoDERM CGF pueden disminuir la cantidad de tejido muerto y facilitar el crecimiento de tejido nuevo en una herida, según Conva Tec.

Preparación

Coloca una almohadilla limpia debajo del área de la herida.

Colócate guantes estériles o limpios.

Seca el lecho de la herida con una gasa estéril o limpia hasta que se absorba la secreción. Limpia la piel de alrededor de la herida con una torunda humedecida con alcohol hasta quitar la oleosidad. Dejar secar la piel.

Tratamiento

Corta el apósito DuoDERM CGF con una tijera estéril o limpia de tal manera que sobresalga 2 cm a cada lado de la herida.

Retira la película plástica del lado adhesivo del apósito DuoDERM CGF.

Coloca el lado adhesivo del apósito sobre el lecho de la herida y la piel circundante. Aplica una suave presión por uno o dos minutos hasta que el apósito esté adherido firmemente.

Consejo

SI no puedes alcanzar la herida para realizar un vendaje completo, pide a alguien que te ayude. Asegúrate de que la piel circundante esté limpia, seca y libre de oleosidad para obtener un buen sellado. Consulta al médico cuánto tiempo puedes dejarlo colocado; normalmente es de tres a cinco días.

Advertencias

Los apósitos hidrocoloides no están indicados para las heridas con drenaje mediano a intenso. Consulta a tu médico sobre la frecuencia con la que debes limpiar la herida y cambiar el apósito, ya que algunos pueden dejarse colocados de tres a cinco días.

Si la herida comienza a sangrar, presiona la misma con una gasa. Si el sangrado no se detiene luego de haber mantenido la presión durante 10 minutos, busca atención médica.