Cómo corregir un desgarro de la fascia plantar

Escrito por Terrie Dominguez
Cómo corregir un desgarro de la fascia plantar.

Una de las principales causas de dolor en el tobillo es una afección llamada fascitis plantar. La fascia plantar es una banda de tejido que se extiende a lo largo del pie. Se inicia en el talón, pasa por los huesos medios del pie y termina en los dedos de los pies. Esta banda de tejido sostiene el arco del pie y actúa como un amortiguador natural. El dolor del desgarro de las fascia plantar es descrito como un dolor agudo en el talón o a la mitad del pie, dependiendo del lugar del desgarro. Existen métodos para ayudar a cualquiera a que todos puedan corregir este problema.

Descansa el pie para que la fascia plantar pueda sanar.

Descansa el pie. Es importante que no uses el pie lesionado tanto como sea posible. La lesión en la fascia plantar se agrava cada vez que tiene que cargar peso, haciendo más prolongado el tiempo de recuperación. Interrumpe la actividad que provocó el desgarro y disminuye el tiempo que estás parado tanto como sea posible. Cuando no estás de pie, la inflamación disminuye.

Aplica hielo a la fascia plantar para reducir la inflamación.

Aplica hielo a la zona de la lesión: Ya que la fascia plantar se extiende a la largo del pie, el desgarro puede ocurrir en cualquier zona de ella. A veces es difícil determinar en dónde se encuentra el desagarre, así que emplea el hielo para cubrir toda la planta del pie, excluyendo los dedos. Aplica el hielo de 15 a 20 minutos, de acuerdo a la Clínica Mayo. Aplica el hielo tres o cuatro veces al día.

Usa zapatos con el soporte adecuado.

Usa zapatos que proporcionen soporte adecuado. Los zapatos de suela gruesa y con acojinamiento reducen el dolor al caminar o estar de pie. También puedes invertir en plantillas que puedes con tus zapatos para tener más acolchado. Un zapato bien acolchado en el talón reducirá el impacto del talón al golpear el piso cuando caminas.

Los medicamentos antiiflamatorios no esteroideos (AINE) pueden ayudar a reducir la fascitis plantar.

Ingiere medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) para ayudar a reducir el dolor de la fascia plantar, de acuerdo a los consejos de la Clínica Mayo. Medicamentos com el Naproxeno o Ibuprofeno no son adictivos y pueden reducir el dolor y la inflamación causados por la fascitis plantar.

Estira el pie y la pantorrilla. El dolor proveniente del desgarro de la fascia plantar se puede agravar si el tejido muscular está rígido. Es importante estirar el tejido y mantenerlo flexible. Estira suavemente la base del pie jalando de los dedos del pie hacia atrás. Estirar los tejidos rígidos varias veces al día puede aliviar el dolor.