Cómo controlar la piel grasa con vitamina A

Escrito por Heather Meehan
Combate la piel grasa con la vitamina A que se encuentra en los tomates.
tomato #2 image by Adam Borkowski from Fotolia.com

La piel grasa es difícil de superar. Este tipo de piel es propenso a las manchas y a las erupciones. Sin embargo, embadurnar tu rostro en cremas para secar el acné puede causar más daño que beneficios. Controla tu piel grasa con vitamina A para regular la secreción de cebo mientras que bloqueas la humedad en la piel. Los tomates frescos son fuentes excelentes de vitamina A y se pueden usar para crear una mascarilla sensacional para combatir el aceite en tu casa.

Mascarilla facial de tomate

Lleva un cuarto de galón de agua (946 ml) a un hervor rápido en una olla grande. Apaga el fuego. Coloca suavemente los tomates enteros en la olla para aflojar la piel. Deja los tomates en el agua caliente durante 10 minutos. Escúrrelos en un colador.

Coloca los tomates en un baño de hielo para enfriarlos rápidamente durante un minuto. Quita las pieles con los dedos. Corta los tomates a la mitad y quita las semillas. Písalos en la licuadora.

Transfiere el puré de tomate a un tazón pequeño. Agrega 1/4 de cucharadita de jugo de limón y 1 cucharadita de miel.

Usa una pequeña brocha de maquillaje para aplicar una capa delgada de la mascarilla sobre la zona del rostro y del cuello. Espera a que la mascarilla se seque durante 20 minutos. Enjuágate con agua fresca y seca el rostro dando pequeños toquecitos con una toalla limpia.

Almacena la porción que no has usado en el refrigerador hasta por una semana. Repite la mascarilla cada tres o cuatro días, para controlar la grasa.

Consejo

Una dieta saludable, rica en vitamina A también puede ayudar a controlar la piel grasa desde el interior. Trata de comer al menos un tomate por día para obtener resultados óptimos.

Advertencias

La acidez de la mascarilla puede dañar la piel que tiene lesiones abiertas. Espera a que las lesiones se curen antes de usarla.