Cómo controlar la diarrea en corderos

Escrito por Rachel Lucio
Los corderos pueden padecer diarrea.

La diarrea es una enfermedad común entre los corderos recién nacidos y se identifica por deposiciones acuosas. Aunque común, la diarrea puede causar deshidratación y neumonía, y es potencialmente mortal, si no se trata. Las causas pueden ser parasitarias o virales, del medio ambiente o nutricionales, pero todas provocan una rápida deshidratación del animal. El tratamiento a tiempo, la rehidratación y la contención de los excrementos potencialmente infecciosos es fundamental en el esfuerzo para proporcionar al animal la mejor probabilidad de recuperación.

Determina la causa de la diarrea. Las causas ambientales pueden ser un ambiente insalubre o posible contacto con agua contaminada o heces infectadas. Las causas virales o bacterianas pueden tratarse de E. coli, rotavirus, cryptosporidium, salmonella, giardia o clostridium perfringens tipo C.

Corrige el ambiente si determinas que los factores ambientales son la causa. Quita al animal del ambiente insalubre y evita exponerlo al estrés, como otros animales. También es ideal colocar sustrato fresco para minimizar la exposición adicional a contaminantes ambientales.

Coloca en un contenedor las heces contaminadas. Coloca periódico en el recinto del cordero para que el excremento pueda ser retirado. Reemplaza el periódico sucio con periódico limpio. Se recomienda usar guantes de látex para eliminar el papel sucio ya que los virus o bacterias de la diarrea del cordero se pueden contagiar a los humanos a través del contacto. Los papeles sucios se deben tirar en un lugar donde otros animales no entren en contacto con ellos, y así evitar nuevos casos de diarrea.

Administra terapia de fluidos. Coloca en una botella una mezcla de 50% de leche o sustituto de leche y 50% de solución de electrolitos. Aliméntalo con la mezcla. La diarrea continuará, ya que debe seguir su curso y pasar por el sistema digestivo. La clave es tratar de mantener hidratado al cordero durante este proceso. Mientras la diarreas pasa, las heces serán suaves debido a la ingesta de líquidos, pero no serán fluidas.

Ponte en contacto con un veterinario. Cuando la diarrea empiece, consulta a un veterinario tan pronto como sea posible. La diarrea es una enfermedad grave en los corderos jóvenes y un análisis fecal puede identificar la causa. Los veterinarios pueden administrar líquidos por vía intravenosa o recetar o administrar medicamentos si es necesario.

Consejo

La prevención puede reducir el riesgo de padecer diarrea. Vacunar a la madre a las cuatro semanas aproximadamente antes del parto puede reducir el riesgo de diarrea en los corderos recién nacidos. Además, que el cordero consuma el calostro (la primera leche de la madre después de dar a luz) es fundamental para su salud, ya que proporciona anticuerpos y nutrientes esenciales necesarios que activa el sistema inmune correctamente y lo protegen de infecciones.

Advertencias

Busca el consejo de un profesional médico antes de administrar cualquier medicamento.