Cómo conducir con ciática

Escrito por Jennifer Hudock

El dolor del nervio ciático puede ser una afección discapacitante y a veces, conducir un automóvil incluso durante breves períodos puede hacer que reaparezca la ciática. Muchas personas viven de manera relativamente normal, a pesar de la ciática, usando técnicas para disminuir el dolor. Hay varias cosas que puedes hacer para mejorar y disminuir el dolor de la ciática cuando conduces.

Estírate adecuadamente antes de ingresar al automóvil. Hay una cantidad de estiramientos prescritos para los pacientes que tienen ciática que pueden ayudarte a aflojar la tensión en los músculos y la espalda. Estirarte antes de conducir puede disminuir el dolor que causa estar sentado.

Haz frecuentes pausas para caminar y ejercitar tus músculos si planeas realizar un viaje de larga distancia con el automóvil. Puede que necesites planificar varias paradas y partir más temprano de lo normal, pero abandonar durante un lapso la posición de sentado y hacer movimientos con las piernas que están relacionados con conducir un vehículo reducirá el dolor.

Reduce la tensión que toleras cuando conduces escuchando música suave y relajándote. Conducir es una actividad estresante y el estrés no deseado te hará tensar los músculos que podrían activar el dolor en el nervio ciático.

Usa una almohadilla térmica portátil y un masajeador para la espalda. Darle calor y masajes a tu espalda mientras conduces te ayudará a relajar los músculos y a disminuir el dolor.

Evita sentarte con alguna cosa en tus bolsillos traseros, como por ejemplo, una cartera o un teléfono celular, que podría afectar tu postura.

Usa una cuña para ayudarte a mantener tu postura mientras conduces. Muchos de nosotros tendemos a estar desgarbados y a tratar de relajarnos mientras conducimos, lo que puede llegar a generar esfuerzo y tensión en la espalda. Una cuña para conducir puede hacer que te sientes correctamente.

No conduzcas tú solo, comparte la tarea con otro conductor si la idea es hacer un viaje de larga distancia o viajar al trabajo.

Advertencias

No tomes ningún analgésico que pudiera contribuir a que sintieras mareos antes de operar un vehículo motriz.