Cómo combinar un vestido rojo y negro con el maquillaje

Escrito por Kathleen Gasior
Los labios rojos y el delineador de ojos negro son sólo una manera de combinar un vestido rojo y negro.

El negro y el rojo son colores energéticos por excelencia, trasmitiendo tanto fuerza como pasión. El rojo representa el fuego y el amor intenso y el negro transmite autoridad y misterio. Encontraste el vestido perfecto rojo y negro que lo dice todo y ya estás lista para lucirlo. Espera un segundo, amiga, tómate un momento para considerar tu maquillaje. Con una paleta tan poderosa, no quieres que tu cara bonita pase desapercibida y necesitarás un estilo que complemente, no que compita con ese vestido feroz ¿Un truco para complementar un vestido rojo y negro? Elige una de las características y deja que se destaque. Es una línea muy fina que tienes que dibujar, pero al ser la mujer elegante y inteligente que eres, tienes todo cubierto.

Maquillaje y vestido

Haz que tu rostro sea un lienzo perfecto.

Haz que tu rostro sea un lienzo perfecto. Cuando estés usando un vestido rojo y negro, estarás haciendo una afirmación gráfica y artística, así que piensa en tu piel como un lienzo en blanco. Si tu piel es oscura, súper pálida o está en un punto intermedio, necesitarás un maquillaje muy elegante para lograr la confianza de este estilo. Esto significa corrector, base y si tiendes a brillar, un polvo. Un estilo sin maquillaje no funcionará con este tipo de vestido, simplemente terminarás siendo invisible. Deja tu cara perfecta y vé por ellos, niña.

Haz que tus ojos sean el punto focal.

Haz que tus ojos sean el punto focal. Ya tienes un cutis suave, ahora agrega una sombra de ojos ahumada, sombra de carbón borroso en los párpados superiores e inferiores, delineador y rimel negro. Acentúa estos ojos intensos con labios y mejillas color piel. Para un estilo de día más fresco, utiliza sombra champán sobre todo el párpado y el delineador negro en el párpado superior únicamente. Termina con rimel negro y labios y mejillas color piel para mucha elegancia.

Deja que tus labios digan todo.

Deja que tus labios digan todo. Los labios rojos y la cara color piel pueden hacer que un vestido rojo y negro esté listo para la pasarela. Para el día, aplica el lápiz labial de color rojo con la punta de un dedo, para un aspecto mate y manchado. Si quieres drama, comienza con una barra de labios de color rojo muy pigmentada, seca el exceso con un pañuelo desechable y luego añade un brillo rojo metálico. Truco de modelos: colócate el dedo en la boca y sácalo como una piruleta para eliminar el exceso de lápiz de labios que podría terminar en los dientes; no sería tu mejor aspecto. Si usas labios rojos, usa rímel negro y las mejillas pálidas.

Vuélvete impertinente.

Vuélvete impertinente. Si tu vestido es más femenino e inocente, por ejemplo un negro y rojo floral, mantén los ojos y los labios neutros y sólo haz que las mejillas estén sonrosadas, como cubiertas de rocío. Usa un rubor cremoso en tonos rojizos, como el Candy Apple de Paula Dorf o First blush de Revlon o uno líquido simple, como el Cherry Crush de Stila o Benetint de Benefit. Aplica un punto sobre las mejillas y esfúmalo bien hacia la línea del cabello. No te pongas polvo, para un acabado suave y resplandeciente.

Saca tu lado glamoroso y llega a la pista de baile.

Si estás cansada de ir a lo seguro y quieres volverte un poco más gótica, luce este estilo lindo de sombra de ojos roja y negra, ideal para un club o una fiesta rave. Asegúrate de utilizar un imprimador primero para mantener este estilo en su lugar y utiliza una sombra muy pigmentada de color rojo en el párpado superior e inferior de las pestañas. Usa un iluminador blanco en tu ceño y las esquinas internas del ojo y la sombra negra profunda para acentuar el pliegue y la línea de las pestañas inferiores. Mezcla bien y termina con delineador negro y rímel negro. Saca tu lado glamoroso y llega a la pista de baile.