Cómo bajar de peso siendo un estudiante

Escrito por Sam Grover
Cuidar tu peso en esta nueva rutina de estudiante es importante, sin importar tu género.

Según el sitio web Kidshealth.org, los estudiantes universitarios a menudo ganan peso de forma constante a lo largo de su carrera universitaria. Esto no es ideal porque se puede establecer un patrón de aumento de peso constante; si aumentas 2 libras (0,91 kg) al año durante 10 años, terminarás la década pesando 20 libras (9,07 kg) más. Por otro lado, si puedes notar el aumento de peso y reducirlo en tus primeros años fuera de casa (tus años de universidad), vas a configurar un patrón opuesto por el resto de su vida; uno de una alimentación saludable, ejercicio regular y aumento de peso mínimo.

Dieta

Recorta la calorías altas tu dieta, tales como: refrescos, pasteles, dulces y comida rápida. Estos son los alimentos que suman muchas calorías, pero no son muy nutritivos. Puede que no tengas que reducirlos mucho para empezar a perder peso y esta es una manera fácil de empezar a eliminar calorías.

Reduce el tamaño de las porciones. Una forma de hacer esto es utilizar platos más pequeños, si comes en una cafetería y no puedes hacerlo, entonces tratar de dejar un poco en cada plato.

Come en determinados horarios cada día y trata de evitar tomar una segunda porción. Si realmente te apetece un segundo plato, espera 10 minutos antes hacerlo.

Evita comer viendo la televisión o haciendo otras actividades pasivas.

Come bocadillos de alimentos saludables como frutas y verduras en lugar de papas fritas, chicharrones de cerdo y otros refrigerios salados.

Ejercicio

Levanta pesas regularmente, enfocándote en los ejercicios que utilizan múltiples músculos en lugar de músculos individuales. Estos ejercicios aceleran tu metabolismo y fuerzan a tu cuerpo a poner más calorías en el crecimiento muscular, en lugar de almacenarlas como grasa.

Fortalece tu corazón al trotar, caminar, nadar o realizar cualquier otra actividad que te haga sudar. Haz esto los días que no levantas pesas, durante al menos 30 minutos al día.

Comienza a hacer entrenamiento con intervalos de alta intensidad una vez que alcances un peso y estado físico básico. Este tipo de entrenamiento es cuando trabajas duro por un período de tiempo, luego disminuyes la intensidad en el siguiente período y luego repites. Una sesión de entrenamiento de intervalo puede ser andar en bicicleta lo más fuerte que puedas por un minuto, luego ralentizar durante dos minutos y luego repetir. Una vez que estés más en forma, puede reducir los intervalos de descanso.

Advertencias

El entrenamiento por intervalo debe ser de 25 minutos como máximo.