Cómo ayudar a tu cónyuge o pareja deprimido

Escrito por Kristen Fowler
None

Si tu cónyuge sufre de depresión, esto puede ser atemorizante y frustrante para toda la familia. No saber cómo puedes ayudar hará que te sientas impotente. Aunque la depresión severa a menudo necesita tratamiento médico, hay muchas cosas que puedes hacer para apoyar a tu pareja y así ayudarle a manejar su depresión.

Entender los síntomas. La depresión puede ser identificada por muchos de estos síntomas: sentimientos de tristeza que duran más de 2 semanas, falta de valor, incapacidad para concentrarse, pérdida de placer en la mayoría de las actividades, cambios importantes en el apetito o el sueño y pensamientos de suicidio.

Busca ayuda para tu cónyuge. Muchas veces la depresión es tan debilitante que tu cónyuge puede ser incapaz de pedir ayuda. El aislamiento puede producirse debido a la vergüenza que siente quien está sufriendo de depresión. Tu cónyuge incluso puede tratar de alejarte de él. Anima a tu pareja a buscar ayuda profesional. Ofrécete a hacer la cita con un orientador y un psiquiatra para realizar una evaluación médica. La depresión puede requerir el uso de medicamentos, por lo cual es importante programar estas citas tan pronto como seas consciente del problema.

Participa con tu cónyuge en su recuperación. Aunque puedes sentirte frustrado y sin entender por qué tu cónyuge está deprimido ni por qué él mismo no puede salir de su depresión, es importante participar en su tratamiento. Ayuda a tu cónyuge a seguir sus medicaciones, asiste con él a sesiones de consejería y ayúdale a aprovechar actividades, como el ejercicio físico y la relajación, diseñadas para tratar la depresión. Asistir a grupos de apoyo hacia los familiares de quienes luchan contra la depresión también puede ser provechoso.

Edúcate a ti mismo. Entender la depresión y los efectos que tiene sobre tu cónyuge es importante. Haz preguntas, visita sitios web confiables dedicados al diagnóstico y tratamiento de la depresión, como el que aparece en los recursos a continuación, y familiarízate con los medicamentos que está tomando tu cónyuge. Asegúrate de informar a su médico sobre cualquier inquietud que puedas tener al respecto.

Ten paciencia. El tratamiento para la depresión puede tardar un tiempo, y la recuperación no siempre resulta fácil. Trata de dar todo tu apoyo y estar allí para animar a tu cónyuge. Si te preocupa que tu cónyuge pueda hacerse daño, ponte en contacto con su médico inmediatamente o acude al hospital mas cercano.

Advertencias

La depresión puede ser leve o grave, situacional o biológica. Tu cónyuge no siempre puede ser capaz de controlar sus pensamientos e impulsos, por lo que si tiene pensamientos de suicidio o el deseo de hacerse daño, busca ayuda profesional inmediatamente.