Cómo aplanar tu vientre en una semana

Escrito por Sava Tang Alcantara
Aplanar tu vientre requiere de un esfuerzo de largo plazo y no existen
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Reducir la grasa localizada, por ejemplo aplanando tu vientre en una semana, es casi imposible. Pero existen algunas cosas que pueden ayudar a reducir permanentemente el contorno de tu cintura. Come una dieta balanceada y baja en grasas y realiza ejercicio aeróbico por al menos 30 minutos al día. Incorpora también ejercicios que apunten a reducir el vientre. Al final de la primera semana, podrás ver algunos resultados, pero se requiere de un esfuerzo de largo plazo para aplanar verdaderamente tu vientre.

Rediseña tu dieta

Rediseña tu dieta siguiendo las guías dietarias de My Food Pyramid, diseñadas por la USDA. Come vegetales frescos, frutas, granos integrales como arroz integral, mijo, avena y quinoa. Consume proteínas magras como pescado, aves, cortes de res magra, legumbres y productos lácteos descremados. Elimina todas las grasas excepto las no saturadas, como el aceite de oliva.

Bebe agua caliente con jugo de limón fresco cada mañana. Esto promoverá el movimiento intestinal.

Toma enzimas hechas a base de papaya o extracto de piña par ayudar a digerir los alimentos como habas, vegetales o alimentos ricos en fibras que pueden causar hinchazón abdominal.

Realiza ejercicio aeróbico por 30 minutos cada día. Camina, sube escaleras, trota o anda en bicicleta. Para una pérdida de peso más rápida, la Academia de Medicina del Deporte (ASCM, por sus siglas en inglés) recomienda hacer ejercicio por 60 a 90 minutos al día si estás en buen estado físico.

Realiza ejercicios abdominales diariamente para tonificar los músculos. Comienza acostado en el suelo sobre tus espaldas y coloca las palmas planas por debajo de tus caderas. Extiende las piernas estiradas en dirección al techo de modo que tu cuerpo forme una gran "L". Contrae tus abdominales inferiores a medida que desciendes tus piernas, hasta que tus talones pendan sobre el piso, y vuelve entonces a levantar las piernas a la posición inicial. Repite 10 a 15 veces.

Continúa trabajando tus abdominales mientras estás acostado. Dobla tus rodillas, coloca los pies sobre el suelo y empújate para sentarte. Luego eleva ambas piernas, manteniendo tus rodillas dobladas. Presiona las manos entre sí y , manteniendo los pies levantados del suelo, mueve tus brazos a la derecha, nuevamente al centro, y luego a la izquierda y de vuelta al centro. Coloca los pies en el suelo y descansa. Repite cinco veces.