Cómo aliviar los gases atrapados en el estómago

Escrito por Max Whitmore

El gas en el estómago y los intestinos se produce como resultado natural de comer y beber. La comida en sí puede causar gases, o la forma en que comes puede hacer que tragues aire y crear burbujas de gas en el estómago. Con el tiempo el gas natural se dispersa o sale del cuerpo a través de eructos o flatulencia. Sin embargo, puedes experimentar dolor y otras molestias. Varios remedios pueden aliviar los gases y ayudarte a que salgan de tu cuerpo más rápidamente.

Toma un remedio para gases de venta libre como leche de magnesia o un producto que contenga simeticona. Estos productos rompen las burbujas de gas y alivian los calambres y la hinchazón.

Bebe una mezcla de ½ cucharadita de bicarbonato de sodio disuelto en 8 onzas (0,24 litros) de agua a temperatura ambiente. Espera dos horas y, si todavía tienes gas, bebe otra dosis. La mezcla de bicarbonato de sodio rompe las burbujas de gas en el estómago y puede causar eructos.

Bebe un vaso de agua mineral con gas de 8 onzas (0,24 litros). Espera dos horas y, si todavía tienes gas, bebe otra dosis una vez más, esta opción rompe las burbujas de gas y puede causar eructos.

Acuéstate sobre tu espalda y abraza tus rodillas hacia el pecho. Esta posición favorece que el gas a viaje hacia el ano, lo que ayuda a exprimir el gas de forma natural. Este remedio se puede combinar con uno de los otros.

Consejo

Algunos remedios para gas pueden alentar los eructos o flatulencia. Si sientes la necesidad de liberar el gas, hazlo. Sostenerlo puede hacer la situación peor. La leche de magnesia y los recursos libre de recetas para los gases pueden causar estreñimiento y heces decoloradas en algunos individuos. Lee el prospecto para obtener información completa sobre los posibles efectos secundarios e interacciones con otros medicamentosas. El bicarbonato de sodio contiene sodio. Las personas con hipertensión deben consultar a sus médicos antes de tomar bicarbonato de sodio. No dobles la espalda baja o lleves las rodillas hacia el pecho si tienes una hernia de disco lumbar.