Cómo aliviar los calambres en los músculos de la pantorrilla

Escrito por Ava Perez
None

Los calambres son espasmos fuertes y repentinos que comúnmente se producen en los músculos de la pantorrilla. Es difícil determinar la causa con exactitud, pero se considera que la deshidratación, la tensión muscular y el bajo nivel de electrolitos son factores que contribuyen a su aparición. Si experimentas calambres mientras haces ejercicio o incluso durante la noche, existen varias maneras de aliviar el dolor. Los masajes, el hielo y realizar estiramientos pueden ayudar a disminuir los espasmos.

Deja de moverte cuando tienes un calambre.

Párete con los pies sobre el suelo. Alcanzar las manos hacia el cielo para estirar suavemente la parte posterior de las piernas.

Lleva los dedos hacia arriba. Esto contribuirá a intensificar el estiramiento de la pantorrilla.

Siéntate en el piso y sujeta el músculo de la pantorrilla fuertemente con ambas manos. Coloca una mano justo debajo de la rodilla y la otra justo por encima del tobillo.

Presiona firmemente en el músculo y desliza ambas manos al mismo tiempo. Ejerce una presión firme y uniforme.

Desliza tus manos hacia los extremos del músculo y luego hacia dentro nuevamente. Continúa realizando estos movimientos hasta que el dolor disminuya.

Aplica compresas de hielo en la pantorrilla y mantenlas en el músculo durante un máximo de 10 minutos.

Toma una bebida deportiva. El calambre puede ser el resultado de la deshidratación o de la pérdida de electrolitos. Recupera los líquidos perdidos ingiriendo una bebida deportiva rica en electrolitos.

Consejo

Siempre debes calentar y estirar los músculos antes de realizar ejercicios.