Cómo aliviar la picazón por rasurado

Escrito por Melly Parker
Una piel irritada puede ponerte de mal humor, aun después de una afeitada agradable y relajante

Deseabas piernas sedosas, no una picazón que no puedes aliviar. Si tu piel es sensible, incluso el simple acto de afeitarte puede hacer que sientas incomodidad y comezón en las piernas. Unas cuantas preparaciones y algunos cuidados posteriores, pueden desaparecer la comezón más rápido de lo que imaginas. Recuerda que una piel con comezón es una piel seca e irritada, no una cuidada y humectada. Así que abandona las afeitadas simples y dale a tus piernas una experiencia de baño termal; tu piel lo agradecerá.

Toma una ducha larga y caliente antes de que siquiera pienses en afeitarte. El agua caliente hace que los poros y los folículos de los vellos en tu piel se relajen y se abran para facilitar el afeitado. Usa un jabón rico en hidratantes. Lavar tu piel con esto ayudará a suavizar el vello y alistará tu piel para el afeitado.

¡Elimina esa navaja sin filo! Es mejor usar una nueva cada vez que te afeites. Una navaja sin filo sólo irrita la piel, mientras que una nueva y afilada te dará una buena afeitada y ayudará a evitar la picazón en tu piel una vez que hayas terminado. Unta crema para afeitar con hidratante sobre tu piel antes de que empieces a pasar la navaja por encima de ella.

Antes de que tu piel se seque después del afeitado, unta una crema con base de áloe. Ésta debe ayudar a aliviar cualquier comezón, especialmente si tienes la piel sensible y además mantendrá la humedad de forma que no sientas comezón por tener la piel demasiado seca.

Intenta dándote un baño de avena. Éste deberá reducir la inflamación e irritación y proveerá hidratación y lubricación para tu afeitada. Puedes conseguir un paquete de avena en polvo para tu baño en casi cualquier almacén o farmacia. Agrégala a tu baño y sumérgete por al menos 15 minutos antes de que empieces a afeitarte.

Si nada de esto funciona para eliminar la comezón por afeitado, simplemente cambia de métodos para la remoción del vello. Existen muchas opciones disponibles para la mujer conocedora, así que no te quedes con la que no es adecuada para ti. Prueba usando cera, cremas o incluso remoción con láser. Tu piel lo agradecerá cuando esté suave, lisa y, lo más importante, cómoda.