Cómo aliviar el dolor en la muñecas producido por el tecleo

Escrito por eHow Contributor
Una larga sesión de tecleo puede producir dolor en las muñecas.

Una lesión por tensión repetitiva o LTR (RSI por sus siglas en inglés) puede ser causada por una actividad que requiera el uso de tus manos en un movimiento repetitivo como el tecleo, uso de herramientas manuales, levantamientos o jugar videojuegos. Sufrir de dolor en las muñecas y las manos puede afectar la manera en que una persona trabaja o juega. Si ya sufres de dolor en las muñecas, sigue estos sencillos pasos para disminuir las molestias y el dolor.

Las LTR pueden ser tratadas de varias maneras. La primera incluye descanso, hielo, compresión y elevación (conocida, por sus siglas en inglés, como R.I.C.E.). Durante el día tómate un tiempo para descansar tu muñeca, ponte hielo (20 minutos por vez), usa vendajes o muñequeras específicas para las LTR y eleva la muñeca a un nivel sobre su posición normal para estimular la disminución de la hinchazón.

Evalúa tu terminal para asegurarte de que es apropiada para quien sufre de dolores. Si es posible, usa teclado y ratón ergonómicos, coloca tu asiento a una altura apropiada, de modo que tus muñecas no queden más bajas que el teclado, usa muñequeras si tus muñecas tocan el escritorio cuando escribes y desarrolla hábitos de tecleo apropiados (usa todos los dedos, presiona las teclas suavemente, etc.)

Toma tiempo para descansar del teclado. Cada 30 minutos, estira tus manos, brazos y dedos, y párate y camina si es posible (para estimular la salud general del cuerpo).

Consulta a un médico, que puede recetarte una muñequera o un dispositivo ergonómico para aliviar la molestia. Muchos médicos también recetan antiinflamatorios no esteroides (AINE) y analgésicos. Sigue sus indicaciones para lograr los mejores resultados.

Consejo

Nunca tomes una medicación que no sea recetada. Realiza estiramiento de las articulaciones, pero no levantes mucho peso o repitas movimientos que te sean dolorosos.

Advertencias

Si el dolor persiste por más de un mes, asegúrate de consultar al médico. Trata de minimizar las actividades que causen una tensión repetitiva adicional a tus muñecas.