Cómo alivar la mandíbula y las encías doloridas

Escrito por Holly Case
Toma medidas de auto-cuidado para aliviar el dolor dental.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

El dolor dental puede amargarte la vida. Comer y hablar puede ser difícil cuando te duele la boca. Los dientes astillados, las encías inflamadas y la sensibilidad al calor y al frío son dolencias dentales relativamente comunes. Los dolores en la mandíbula y las encías también son malestares comunes. Puedes llegar a aliviar este dolor con medidas de auto-cuidado, pero en algunos casos el dolor dental indica un problema más serio y requiere atención odontológica.

Aplica un anestésico tópico, como un gel dental, sobre tus encías. El aceite de clavo también es un calmante natural del dolor y frotar una gotas sobre las encías puede aliviarte.

Toma un analgésico de venta libre, como ibuprofeno o acetaminofén. Ambos son efectivos para aliviar el dolor dental, incluso antes y después de un procedimiento odontológico.

Aplica una compresa tibia en el exterior de tu mandíbula. Sostén la compresa en su lugar por varios minutos. Esto podría aliviar el dolor y la inflamación.

Verifica las posibles causas del dolor dental. Cepíllate, usa el hilo dental y enjuágate la boca en forma correcta. Las gomas de mascar y los trozos de alimento que quedan entre los dientes pueden producir dolor en las encías y la mandíbula. Los granos de las palomitas de maíz y los caramelos duros son culpables frecuentes del dolor dental.

Visita a tu médico si el dolor de la mandíbula es un problema recurrente, ya que podría ser indicativo de un problema grave, como los trastornos de la articulación temporomandibular. Si la mandíbula y las encías comienzan a doler bruscamente, puede ser producto de un absceso, un diente roto u otras emergencias odontológicas.

Consejo

Realízate revisiones odontológicas y limpiezas periódicamente para prevenir problemas o tomarlos en las etapas iniciales.

Advertencias

Evita consumir alimentos picantes cuando tienes dolor en la boca.

Referencias