Comidas para cuando tienes una enfermedad de la tiroides

La tiroides es una glándula localizada en tu cuello y que produce hormonas que contribuyen a tu energía y a tu metabolismo. Las enfermedades que pueden afectar la tiroides incluyen el hipertiroidismo, que causa una producción de hormonas excesiva; el hipotiroidismo, que causa deficientes niveles de hormonas; enfermedad no cancerosa de la tiroides; y cáncer de tiroides. Además del tratamiento médico, como la medicación sintética para la tiroides, y las cirugías; también una dieta nutritiva puede ayudarte a minimizar los síntomas y a proveerte de una salud general.

Vegetales buenos para la tiroides

Los vegetales son ricos en fibra y antioxidantes, lo cual ayuda a la habilidad de tu cuerpo para defenderse a sí mismo de las infecciones y de la enfermedad. Ya que los vegetales de hoja crucífera como el brócoli, la coliflor y la col de bruselas, pueden interferir con la función de la tiroides. El Centro Médico de la Universidad de Maryland recomienda a sus pacientes con problemas de tiroides consumir variedades ricas en antioxidantes como legumbres marinas, algas, tomates, calabacines y pimientos. Como las comidas ricas en fibra y bajas en calorías, los vegetales pueden también ayudarte a mantener tu peso (la cuál es una preocupación normal cuando se padece de hipotiroidismo).

Frutas coloridas

Las frutas coloridas, como los vegetales, son ricos en fibra y antioxidantes. Aunque se requiere aún de una investigación adicional, el aumentar el consumo de fruta puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer y ayuda al cuerpo a combatirlo una vez que ya lo ha desarrollado, según el National Cancer Institute (Instituto Nacional del Cáncer). Al ser comidas naturalmente dulces, son alternativas nutritivas para sustituir a los postres procesados y a los dulces. Las frutas particularmente ricas en fibra y nutrientes son las moras, las cerezas, los cítricos, el kiwi, el melón, la papaya, el mango, las ciruelas y las uvas rojas. Escoge frutas enteras sobre los jugos y la fruta en lata con almíbar, las cuales tienen menos fibra y nutrientes y pueden sacar de balance tus niveles de azúcar en la sangre y empeorar tu humor, tus niveles de energía y tu apetito.

Granos enteros

Los granos enteros son granos que no han sido separados de su valor nutritivo y de su contenido de fibra y proteína a través del procesamiento de la comida. Como resultado, las comidas de grano entero tienen muchos efectos positivos en tus niveles de azúcar, en tu salud digestiva, en tu salud cardíaca y en tu bienestar nutricional. Según un artículo de 2010 en "Today's Dietitian" escrito por los dietistas Cheryl Harris y Gary Kaplan, director médico del Kaplan Center for Integrative Medicine (Centro Keplan para la medicina integral), muchos clínicos creen que eliminar el gluten de la dieta es un importante remedio nutricional para las personas que tienen alguna forma de hipotiroidismo como la enfermedad de Hashimoto. Además, hay una correlación entre la enfermedad celiaca (una condición que causa reacciones graves en el cuerpo al consumir gluten) y la enfermedad de la tiroides. Si sospechas o te han diagnosticado con sensibilidad hacía el gluten o la enfermedad celiaca, además de alguna enfermedad en la tiroides, procura incorporar granos sin gluten como arroz integral, arroz silvestre, avena sin gluten y palomitas en tus comidas y bocadillos de forma regular. En caso contrario, las comidas de grano entero con gluten como trigo integral, o pan de grano entero, pasta y cereal, son valiosas fuentes de fibra y nutrientes.

Pescado de agua

Los pescados de agua fría como el salmón, el atún albacore, el arenque, la trucha de lado, la platija, el fletán y la sardina, contienen ácidos grasos omega-3 (grasas esenciales relacionadas a la función adecuada del cerebro y a la salud cardiaca. El Centro Médico de la Universidad de Maryland recomienda a las personas con enfermedades en la tiroides consumir grasas Omega-3 regularmente para reducir la inflamación y aumentar la inmunidad. El pescado de agua fría también es una alternativa saludable de proteína para reducir aquellas fuentes altas en grasa saturada como la carne roja y la procesada. Incorpora pescado de agua fría en una comida sana y balanceada en una rutina, para obtener los mejores resultados potenciales.

Más galerías de fotos



Escrito por august mclaughlin | Traducido por karly silva