Comidas saludables para tu bebé

Para los primeros 4 a 6 meses en la vida de un bebé, la American Academy of Pediatrics recomienda sólo la leche materna. Los bebés alimentados con leche fórmula sólo deben recibirla hasta esa edad. Puedes introducir los alimentos para bebés en puré y pequeños trozos de comida, en torno a la edad de 8 a 12 meses. Si tu bebé es intolerante a la lactosa o no puede ingerir los productos lácteos, hay un montón de opciones de alimentos que contienen grasas saludables para los bebés en crecimiento.

Aguacates

Los aguacates son una fuente de grasas mono-insaturadas, que son saludables para el corazón, mientras que proporcionan al bebé con grasa añadida y calorías. Intenta cortar un aguacate por la mitad y hacer puré, y a continuación, ofrécelo al bebé con una cuchara. Cuando esté listo para la comida de mesa y para alimentarse por sí mismo, corta pequeños trozos de aguacate y dáselos con el almuerzo o la cena o como merienda.

Carne y pescado

El salmón es rico en ácidos grasos omega-3, que también son grasas saludables para el corazón. El salmón también se descascara en pequeños pedazos que son fáciles para que el bebé mastique. Trata de hornear salmón y ofrécele a tu bebé trozos muy pequeños. También puedes preparar carne picada servida en trozos finos para el bebé, ya que es alta en grasas, proteínas y hierro. Dado que la carne molida puede ser alta en colesterol y grasas saturadas, sírvela sólo de vez en cuando.

Condimentos saludables

No importa si estás preparando pasta para el bebé o cocinar un poco de carne, prueba con una ligera capa de aceite de oliva, aceite de canola o aceite vegetal. Estos tipos de aceites contienen grasas no saturadas saludables, para ayudar al bebé a crecer sin obstruir sus arterias pequeñas. Las semillas de linaza es otra fuente de ácidos grasos omega-3, así que trata de rociarlas en la harina de avena del bebé o sobre el cereal de arroz para añadir grasa saludable.

Habla con el pediatra

El primer año del bebé es un año de mucho trabajo y necesita más grasa a medida que su cuerpo se desarrolla. Es importante establecer hábitos alimenticios saludables y alimentar a tu bebé de forma saludable en lugar de muchos postres o patatas fritas. Habla con tu pediatra sobre la cantidad adecuada de grasa y calorías para tu bebé y sobre las preocupaciones acerca de la intolerancia a la lactosa o alergia a la leche.

Más galerías de fotos



Escrito por diana rodriguez | Traducido por sofia loffreda