¿Qué comidas rápidas engordan menos?

La comida rápida ofrece conveniencia y sabor, mientras que ubica la nutrición en un segundo plano. Sin embargo, cuando se cruzan la conveniencia y la salud, y la comida rápida es tu única opción, toma decisiones más inteligentes para disminuir el contenido de grasa en la comida rápida.

Descripción

La primera indicación de los platos menos engordantes de un menú de comida rápida es cómo están redactados sus nombres o descripción. Estáte atento a palabras como "crujiente", como en un sándwich de pollo crujiente, así como "rebozado", "empanado", "cremosa" y "frito", todo lo cual indica que el elemento tiene una alta cantidad de grasa. Los alimentos etiquetados como "a la parrilla", "baja en grasa" o "asado" son mejores opciones.

Opciones de desayuno bajo en grasas

Algunos lugares de comida rápida han adoptado el grano entero, ofreciendo avena para el desayuno. Es una opción baja en grasa que también ofrece una gran cantidad de fibra. Sin embargo, presta atención a las calorías y el azúcar de los complementos, como los frutos secos y el azúcar moreno. En los locales de comida rápida de sánwiches, escoge los de desayuno hechos con clara de huevo, queso bajo en grasa y un montón de verduras. Si te detienes en la cafetería, elige un café simple hecho con leche descremada o baja en grasa en lugar de uno que obstruye las arterias con azúcar, leche entera y crema batida.

Almuerzo o cena rápidos y saludables

El típico combo de comida rápida que consiste en una hamburguesa, papas fritas y una bebida, contiene 53 gramos de grasa y 1.200 calorías, de acuerdo con el Centro Médico de la Universidad de Rochester. Por lo tanto, si estás buscando una opción menos engordante, tendrás que evitar estos combos. En un restaurante de hamburguesas, elige una hamburguesa sola, sin mayonesa o queso o un sándwich de pollo a la parrilla. Si eliges una ensalada, puede parecer una opción saludable, pero el queso, el pan frito y el aderezo tienen un alto contenido de grasa. En un restaurante de comida rápida mexicana, selecciona un taco o burrito al estilo "fresco", que sustituye el queso con salsa baja en grasa, o uno vegetariano con frijoles. Si compras un sándwich, las opciones más dietéticas incluyen carnes frías magras como pollo, pavo o jamón con muchas verduras y mostaza, en lugar de mayonesa.

Minimizar el daño

Si una opción de comida es muy engordante de la forma en que se sirve normalmente, podrías reducir su contenido de grasa tomando decisiones inteligentes. Si realmente necesitas comer en un lugar de hamburguesas, elige una comida para niños o una porción pequeña en lugar de llevar las medianas o grandes. Resiste a la tentación de añadir acompañamientos altos en grasa como el tocino, mayonesa o aderezo ranch. Las opciones bajas en grasa para más sabor incluyen mostaza, cebolla, pepinillos y condimentos como la pimienta y el orégano.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah collins | Traducido por sofia loffreda