Comidas a evitar cuando estás resfriado

Los resfriados, también llamados simplemente resfríos o "resfriado común", causan síntomas molestos, como secreción nasal, tos, estornudos y dolor de garganta, por hasta dos semanas. Para prevenir resfriados, el Centers for Disease Control and Prevention recomienda una buena higiene de manos y mantener la distancia con personas con infecciones de las vías respiratorias superiores. Una vez que tienes un resfrío, el descanso, la hidratación y las medicaciones de venta libre podrían ayudar a reducir los síntomas y acelerar tu recuperación. Si tus síntomas son severos, busca consejos médicos.

Azúcares agregadas

Las azúcares agregadas, como la caña de azúcar, el azúcar moreno y el jarabe de maíz, agregan un sabor dulce pero pocos nutrientes a las comidas. De acuerdo con "Alternative Medicine: The Definitive Guide" de Larry Trivieri, Burton Goldberg y John W. Anderson, consumir azúcares agregadas con un resfriado puede obstruir la fuerza del sistema inmune, haciendo que sea más difícil para tu cuerpo recuperarse de la infección. Consumir comidas ricas en azúcares agregadas, como refrescos regulares, golosinas, tortas y tartas, también deja menos espacio en tu dieta para alimentos ricos en antioxidantes que mejoren la salud, como frutas y vegetales. Aunque una cantidad modesta de azúcares agregadas es improbable que cause daños, escoge comidas naturales y nutritivas con mayor frecuencia.

Productos lácteos

Los productos lácteos, aunque son fuentes ricas de proteínas, calcio y vitamina D, podrían empeorar los síntomas del resfrío en algunas personas. La leche no causa moco. No obstante, puede hacer que el moco ya presente en tu garganta sea más espeso y más molesto. Por esta razón, limitar o evitar productos lácteos hasta haberte recuperado de tu resfrío podría limitar tus síntomas. Evita los productos lácteos altos en grasa, como la leche entera, los quesos altos en grasa y las salsas cremosas en particular para mejores resultados.

Carnes grasosas y comidas fritas

Las carnes grasosas (como las vísceras, carnes procesadas y el bistec de solomillo) y las comidas fritas, como las patatas fritas, contienen grasas saturadas poco saludables. Además, pueden dificultar la digestión y la función del sistema inmune cuando tienes un resfriado, de acuerdo con Trivieri, Goldberg y Anderson. Otras comidas grasosas a evitar incluyen papas fritas, nachos, perros calientes, pizza con carne y queso, sándwiches y hamburguesas de desayuno de comidas rápidas, pollo frito y filetes de pescado, tortillas de queso y jamón, pan mantecoso de ajo y carne roja con grasa visible.

Comidas y bebidas con cafeínas

La cafeína es un estimulante que puede aumentar tu estado de alerta y, cuando se consume en exceso, contribuir a la deshidratación. Debido a que mantenerte adecuadamente hidratado y obtener el descanso apropiado son factores importantes en la prevención y el tratamiento del resfrío, de acuerdo con el University of Maryland Medical Center, limita o evita las comidas con cafeína, como el chocolate y los productos y bebidas dietéticas designadas a promover la energía, como el café, té negro, té helado, refrescos regulares y bebidas energizantes. Las bebidas con cafeína endulzadas podrían exacerbar más tu enfermedad.

Más galerías de fotos



Escrito por august mclaughlin | Traducido por paula ximena cassiraga