Comidas que causan flatulencias olorosas

El gas intestinal es un subproducto de la digestión, pero el gas excesivo puede causar flatulencias sonoras y olorosas, lo cual puede ser molesto y absolutamente vergonzoso. Ciertos alimentos tienden a incrementar los niveles de gas intestinal, pero no todos causan flatulencia olorosa. Los alimentos que producen gases malolientes suelen ser aquellos con alto contenido de sulfuro, produciendo un olor similar al de los huevos podridos. Los productos lácteos también pueden causar flatulencias olorosas si tienes problemas para digerirlos, en particular los que tienen un alto contenido de sulfuro. Evitar los alimentos problemáticos puede ayudarte a a eliminar el asunto de las flatulencias olorosas, pero si el problema continúa, podría tratarse de un problema digestivo.

Gas intestinal

Los gases intestinales son un subproducto normal de la digestión de la comida en tu tracto digestivo por acción de las bacterias, aunque también puede ocurrir cuando aspiras mucho aire, como cuando comes muy rápido o chupas caramelos. Si la acumulación de gas en tu intestino grueso es excesiva, lo cual suele ser consecuencia de la acción de las bacterias, lo más probable es que tengas flatulencias, que son el pasaje de gas a través del ano. La mayoría de las flatulencias consisten de vapores inodoros que contienen dióxido de carbono, oxígeno, nitrógeno, hidrógeno y, a veces, metano, de acuerdo con el Centro Médixo Wexner de la Universidad Estatal de Ohio. Por el otro lado, los alimentos que contienen azufre causan que las bacterias en el intestino grueso liberen gases que producen flatulencias olorosas.

Alimentos ricos en azufre

Los alimentos que contienen azufre son degradados por las bacterias en el intestino grueso y producen sulfuro de hidrógeno, que es el responsable del mal olor. Los alimentos ricos en sulfuro más comúnmente asociados con las flatulencias olorosas son los huevos, la carne y el coliflor. Los vegetales crucíferos, como el brócoli, el repollo, la col, las hojas de mostaza, la acelga y los brotes de Bruselas también son ricos en sulfuro y pueden causar gas maloliente. El ajo, el rábano picante y la cebolla también tienen alto contenido de sulfuro. Los alimentos con sulfitos, un conservante basado en sulfuro, también son problemáticos. Los vinos y las frutas deshidratadas son ejemplos comunes, pero muchos otros alimentos están preservados con sulfitos o los contienen. Los sulfitos suelen estar indicados en la lista de ingredientes de las etiquetas de los alimentos, así que es importante que leas atentamente.

Productos lácteos

Los productos lácteos, los que se hacen con leche de vaca, a veces pueden causar flatulencias olorosas, porque muchas personas no pueden digerir bien la lactosa, o el azúcar de la leche. La condición, conocida como intolerancia a la lactosa, es causada por la falta de una enzima, la lactasa, que se encarga de producir la ruptura de la lactosa. Esto puede resultar en una variedad de síntomas digestivos, incluyendo flatulencia olorosa, en particular en el caso de productos lácteos como la leche de vaca entera y algunos quesos que contienen sulfuro. De 30 a 50 millones de personas de Estados Unidos, tanto adultos como niños, son intolerantes a la lactosa, de acuerdo con el Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio.

Otras consideraciones

Evitar alimentos ricos en sulfuros o sulfitos puede ayudar a evitar las flatulencias olorosas, pero consulta con un médico calificado antes de hacer esto para asegurarte de encontrar sustitutos apropiados, ya que muchos de los alimentos que contienen sulfuro también pueden contener nutrientes valiosos. También puede ser beneficioso tomar prebióticos o probióticos, de acuerdo con Frank W. Jackson, M.D.: crean un ambiete ácido que hace difícil que las bacterias produzcan sulfuro de hidrógeno para prosperar. Si sufres de intolerancia a la lactosa, evitar los productos lácteos también puede ser beneficioso. Consumir productos lácteos libres de lactosa o tomar una enzima que contenga lactasa también puede ser de ayuda para evitar el mal olor en tus gases, aunque esos productos en realidad no ayudan con el contenido de sulfuro. Si las medidas preventivas no ayudan, consulta con un médico calificado para descartar un trastorno digestivo.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por mariano salgueiro