Comidas bajas en calorías en restaurantes

La sopa de cebolla francesa puede ser baja en calorías, pero adicionada con pan francés (french bread) con mantequilla (butter) y el queso suizo (Swiss cheese) la convierten en un entremés alto en calorías.

La sopa de cebolla francesa puede ser baja en calorías, pero adicionada con pan francés (french bread) con mantequilla (butter) y el queso suizo (Swiss cheese) la convierten en un entremés alto en calorías.

El U.S. Department of Agriculture informa que en promedio, los estadounidenses reciben el 32 por ciento de sus calorías totales de alimentos fuera de casa, por ejemplo, de los restaurantes. El consumo frecuente de comidas en restaurantes puede aumentar el riesgo de obesidad, según la publicación "Dietary Guidelines for Americans, 2010." Para mantenerte dentro de tu rango de calorías al comer en restaurantes, elige alimentos bajos en calorías, ricos en nutrientes y limita el tamaño de las porciones.

Las ensaladas y las sopas pueden ser amigas o enemigas.

La ensalada de hojas verdes, como la lechuga y las espinacas (lettuce and spinach), tienen menos de 10 calorías por taza y pueden ser bases de ensaladas bajas en calorías como un platillo, guarnición o platillo principal. Elige una ensalada con verduras picadas adicionales, como tomates y pepinos (tomatoes and cucumbers ), e incluye una fuente de proteína magra, como camarones (shrimp) a la plancha, si la ensalada es tu entrada. Pide aderezo bajo en grasa aparte. Evita el aderezo de grasa entera, así como los ingredientes de alto contenido calórico como los crutones, frituras de maíz (tortilla chips), fideos (chow mein noodles), embutidos italianos (Italian deli meats), como el salami y pepperoni y queso con toda su grasa.

Un platillo principal de bajas calorías

Para conseguir un platillo principal bajo en calorías, busca una fuente de proteína magra, como pollo (chicken) sin piel o pechuga de pavo (turkey breast), pescado (fish), mariscos (seafood) o carne de res (beef). Pídela a la parrilla, asada o guisada, en lugar de frita o cocida en salsa de crema. La pasta en salsa de crema y los pasteles de carne son ejemplos de comidas con alto contenido calórico. Elige verduras al vapor en lugar de verduras con mantequilla o puré de papas (potatoes) como guarnicion. Si te traen un plato principal demasiado grande para entrar en tu rango de calorías, guarda la mitad o más del platillo antes de empezar a comer. Puedes comer las sobras en tu próxima comida.

Ten cuidado con los extras

Los palitos de pan y mantequilla pueden añadir cientos de calorías, incluso antes de ordenarlos. Una orden de aperitivos como papas fritas (chips) y salsa, aros de cebolla (onion rings) fritos o queso, rollos de huevo (egg rolls) y alitas de pollo (chicken wings) puedne tener cientos de calorías, por lo que debes limitar su consumo. Apégate a verduras recién cortadas o sopa a base de caldo, como pollo con fideos. Las bebidas azucaradas gaseosas, bebidas alcohólicas, limonada y batidos pueden contribuir más calorías de las que necesitas para toda la comida. Elige agua, que es libre de calorías. Para el postre, pide fruta fresca o queso cottage en vez de pedir un helado (icecream) o un postre horneado con varios cientos de calorías.

Consejos adicionales

Revisa en línea antes para ver si existe información nutricional disponible para que puedas planificar mejor tu comida baja en calorías. También puedes pedir ver la información nutricional cuando estés en el restaurante. Columbia University recomienda prestes atención a los tamaños de las porciones y pidas porciones más pequeñas cuando sea posible. Pregunta cómo se prepara la comida, y por los métodos de preparación de bajas calorías. Por ejemplo, ordena a la parrilla en lugar de pollo frito y pescado con jugo de limón en lugar de pimienta.

Más galerías de fotos



Escrito por natalie stein | Traducido por daniela fedorov