Comidas y bebidas con vitamina C

La vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, actúa como una antioxidante en el cuerpo, eliminando los radicales libres y estimulando el sistema inmunológico. El cuerpo no puede producir o almacenar la vitamina C, así que la gente debe consumir alimentos o suplementos para obtener este nutriente. Los hombres adultos, de más de 19 años, deben consumir al menos 90 mg de vitamina C al día y las mujeres 75 mg al día o más, aunque los requerimientos pueden variar entre los individuos. Es difícil sufrir una sobredosis de vitamina C, pero MedlinePlus recomienda no consumir más de 2.000 mg diarios, pues cantidades superiores pueden provocar diarrea y nauseas.

Jugos

El jugo de naranja es la fuente de vitamina C más conocida, pero muchos otros jugos contienen esta vitamina. Los jugos de naranja, de arándano y de uvas verdes también contienen vitamina C. Sin embargo, el jugo de toronja y de naranja siguen siendo las dos mejores fuentes de vitamina C. El jugo de naranja tiene 10 veces la cantidad de vitamina C que el de manzana. Además, algunos jugos vienen fortificados con vitamina C para ofrecer una cantidad extra de este nutriente que estaría naturalmente presente o reemplazar la vitamina C que se pierde durante el procesamiento. Los jugos frescos contienen más vitamina C que los enlatados o empacados. El juego debe consumirse tan pronto sea posible y las porciones no consumidas deben refrigerarse en un contenedor sellado, pues la vitamina C se deteriora con el contacto con el aire.

Frutas

Una papaya contiene 188 mg de vitamina C, el 313 por ciento del valor diario. Una sola rebanada de melón contiene 25 mg de vitamina C, cerca del 40 por ciento de la dosis recomendada para la mayoría de los adultos, mientras que media toronja contiene 47 mg. Otras frutas con altos niveles de vitamina C son el kiwi, las zarzamoras, las fresas, el limón, el arándano, el mango, la mora azul y el melón. Las frutas deben comerse tan pronto sean cortadas o almacenadas en el refrigerador después de ser cortadas. De acuerdo con World's Healthiest Foods, la vitamina C contenida en el mango, el melón y las fresas disminuye en un 5 por ciento después de seis días de ser cortada y refrigerada y la vitamina C en un melón cortado cae en un 25 por ciento en el mismo lapso.

Vegetale

Mucho vegetales contienen vitamina C, incluyendo el brócoli, la coliflor, la col, el repollo, la lechuga romana, la col de bruselas, la acelga, la col verde, las espinacas, los espárragos, los guisantes, los pimientos, las hojas de mostaza, los nabos y los tomates. El pimiento rojo crudo es una de las mejores fuentes de vitamina C entre los vegetales, con 175 mg de vitamina C en una taza, que equivale al 291 por ciento de la dosis diaria recomendada. La cocción puede reducir rápidamente el contenido de vitamina C de los vegetales, así que comerlos crudos es mejor idea si los usas para obtener este nutriente esencial. De acuerdo con World's Healthiest Foods, cocinar los vegetales entre 10 y 20 minutos puede reducir el contenido de vitamina C en un 50 por ciento, e incluso unos minutos de cocción al vapor o hervor puede reducir el contenido de vitamina C en un 25 por ciento.

Más galerías de fotos



Escrito por bridget coila | Traducido por eduardo moguel