Comidas para alimentar a un bebé de 8 meses que no tiene dientes

Los bebés suelen obtener sus primeros dientes entre las edades de 4 y 7 meses, según la Academia Norte Americana de Pediatría. Aunque este marco de tiempo constituye el promedio, tu bebé puede tener un tiempo de dentición un poco más lento, lo que lo pondría un poco detrás de la norma. Incluso sin los dientes, el bebé que está mostrando interés en los alimentos sólidos puede tener una dieta variada y emocionante.

Vegetales y frutas


Banana en rodajas en un tazón.

Las verduras y las frutas son primeros alimentos ideales ricos en nutrientes que los niños disfrutan por sus colores vibrantes y sabores naturales. Introduce las verduras antes de las frutas, ya que son menos alergénicas y menos dulces. En los bebés sin dientes, obviamente, quieres evitar verduras o frutas duras como las zanahorias, el apio o las manzanas que no hayan sido cocidas al vapor o hechas puré. En su lugar, ofrece batatas, calabaza o camote horneados. Éstos tienen alto contenido de beta-caroteno y un sabor suave y dulce. Si compras alimentos para bebés de fruta, ten cuidado con los conservantes y cargas adicionales que disminuyen el valor nutritivo de los alimentos. En su lugar, entra en el hábito de hacer puré de frutas y verduras que se puedan congelar en bandejas de cubitos de hielo. Las frutas naturalmente suaves como el aguacate y el plátano son también decisiones fáciles, ya que pueden ser ralladas directamente de la fruta madura a la boca de tu bebé, o hacerse puré, y se colocan en un tazón delante del bebé. El aguacate contiene grasas monoinsaturadas saludables que proporcionan las calorías adicionales que necesita un bebé en crecimiento. El aguacate y el plátano son también una buena fuente de vitaminas del complejo B .

Productos de grano


Semillas de quinua rojas y blancas crudas.

A los ocho meses, tu bebé está listo para digerir pequeñas cantidades de alimentos de grano. Los cereales comerciales para bebés como Pablum suelen ser fortificados con hierro, un mineral esencial necesario para apoyar el rápido crecimiento del bebé. Trata de introducir a tu hijo a estos cereales y sigue la recomendación de edad en el envase. Si tu hijo aún está amamantando, trata de extraer la leche materna en el cereal para que sea de la consistencia adecuada, ​​y que tenga nutrientes añadidos. A medida que el niño comience a añadir más alimentos ricos en hierro a su dieta, comienza a incorporar otros granos en sus comidas. La quinua, un grano antiguo, es rico en hierro y proteínas. La sopa de arroz, salvado de avena o crema de trigo también son buenas opciones de hierro y tienen la consistencia adecuada.

Carne y alternativas


Bloque y cubos de tofu.

Los alimentos con proteínas son típicamente apropiados para añadir a la dieta de un niño de alrededor de nueve meses de edad. Consulta a tu pediatra si no estás seguro si tu hijo está listo para digerir estos alimentos. Para hacer frente a la falta de dentición, el tofu o las yemas de huevo son la elección natural para una alternativa a la carne suave. El tofu es una excelente fuente de calcio, magnesio y proteínas para tu bebé. No le des claras de huevo hasta que cumpla un año para disminuir el riesgo de reacciones alérgicas. Puedes hervir huevos y hacer un puré sólo con la yema para que tu bebé pueda probar.

Lácteos y alternativas


Bebé tomando biberón de leche.

A los 8 meses de edad, los infantes pueden o no estar mostrando señales de auto-destete. Si están amamantando regularmente, la leche de la madre proveerá los nutrientes suficientes y no se necesita ingerir otra leche. Antes de los 2 años de edad, comienza a introducir leche de vaca que contenga 2% de grasa, no leche entera, según las recomendaciones de la Asociación Norte Americana de Pedriatría.

Más galerías de fotos



Escrito por emily kennedy | Traducido por cinthia perez