Comidas para el acné

La dieta puede jugar un papel importante en el control y la prevención de los brotes de acné. Estudios demuestran que ciertos nutrientes, en particular las vitaminas A y E y el cinc, pueden ser de gran importancia. Ingerir comidas con alto contenido de estos nutrientes, puede ayudarte a tener una piel limpia, libre de acné.

Nutrientes para una piel limpia

Consumir alimentos con alto contenido de vitaminas A, E y cinc puede ser eficaz en el tratamiento y la prevención del acné. Un estudio de 2006 publicado en "Clinical and Experimental Dermatology" concluyó que los bajos niveles de vitaminas A y E en el cuerpo pueden empeorar el acné. Un estudio de 2013 en “Cutaneous and Ocular Toxicology”, recomienda una dieta rica en vitaminas A y E y cinc para tratar el acné.

Fuentes de A, E y cinc

La vitamina A es una vitamina liposoluble que se presenta en dos formas: vitamina A preformada y carotenoides provitamina A. La diferencia entre las dos es que, mientras la vitamina A preformada se encuentra en su forma lista, los carotenoides son convertidos en vitamina A por el cuerpo según sea necesario. Esto significa que, a diferencia de la vitamina A preformada, la provitamina A no puede ser tóxica, incluso a altos niveles. Los productos lácteos, la carne y el pescado son ricos en vitamina preformada A. Las fuentes ricas en provitamina A son las verduras verdes y naranjas, los tomates y las frutas. La vitamina E es otra vitamina liposoluble, que se encuentra en altas cantidades en las nueces, semillas y aceites vegetales. Si bien puede ser difícil construir un plato principal rico en vitamina E, hay varios bocadillos que pueden llenar el vacío. El cinc es un mineral que está presente en muchos alimentos, especialmente en la carne roja, el pollo, los frijoles, las nueces y los mariscos.

Hígado, brócoli y frijoles al horno

El hígado es uno de los alimentos más densos en vitamina A que existen. Una porción de 3 onzas de hígado frito contiene el 444 por ciento de tu valor diario de vitamina A si comes 2.000 calorías diarias. Una media taza de brócoli cocido contiene el 6 por ciento de tu valor diario de vitamina E y un 24 por ciento del valor diario de vitamina A. Agrega 1/2 taza de frijoles al horno y puedes obtener el 19 por ciento de tu valor diario de cinc.

Ostras y patatas dulces

Las ostras pueden ser la mejor fuente de cinc en la dieta humana, con casi el 500 por ciento de tu valor diario en una porción de 3 onzas. Una papa dulce contiene la friolera de 561 por ciento de tu valor diario de vitamina A.

Langosta y espinaca

Una porción de 3 onzas de langosta contiene el 23 por ciento de tu valor diario de cinc. Media taza de espinaca hervida o congelada tiene el 10 por ciento de tu valor diario de cinc y el 229 por ciento de tu valor diario de vitamina A.

Las almendras y las semillas de girasol

Tanto las almendras como las semillas de girasol son excelentes bocadillos para combatir el acné, ya que son ricos en vitamina E. Una onza de almendras tostadas secas ocupan el 34 por ciento de tu valor diario de vitamina E, y 1 onza de semillas de girasol tostadas secas contiene el 37 por ciento de tu valor diario.

Más galerías de fotos



Escrito por clay mcnight | Traducido por rafael ernesto díaz