Comida vegana para acampar

Acampar con una dieta vegana no tiene que ser difícil. Si planeas adecuadamente y tomas algunas medidas de seguridad respecto a los alimentos, un campamento vegano puede ser tan satisfactorio como uno tradicional. Si prefieres las comidas calientes, lleva una parrilla o estufa de butano, o quédate con las opciones que no necesitan cocción.

Haz un desayuno divertido

En lugar de empacar avena con azúcar comprada, puedes hacer tu propia mezcla para desayunar. Las hojuelas de avena, fruta seca y nueces son fáciles de empacar y no requieren refrigeración. Cocina la avena en tu estufa de butano y añádele más ingredientes. Para darle más sabor y una dosis saludable de antioxidantes, añade arándanos (blueberries) o fresas (strawberries). Para una opción más rápida, empaca una barra de pan de granos enteros rebanado y un frasco de mantequilla de avena cremosa. Pon la mantequilla de almendra sobre el pan y cómelo con una fruta para más energía.

Emparedados para el almuerzo

Para un almuerzo sencillo, prepara emparedados y si eliges puedes calentarlos. Las opciones sin calentarlos incluyen mantequilla de cacahuete con plátano en pan de granos enteros, o unta hummus en una baguette rebanada y añade vegetales y aguacate (avocado) como relleno. Si viajas con una estufa de butano o dispones de una parrilla en el sitio, considera emparedados de queso y vegetales rellenos con rebanadas de tomate. Si quieres ser más creativo, prueba calentar cuscús con la estufa de butano y mézclalo con vegetales recién picados y tofu asado. Cuando se trata de la seguridad de los alimentos, la U.S. Department of Agriculture recomienda llevar un enfriador de plástico, fibra de vidrio o acero, luego llénalo con varias pulgadas de hielo, bloques de hielo o paquetes de gel congelado para mantener los alimentos fríos o congelados. Lleva un termómetro para asegurarte de que los alimentos se mantengan por debajo de los 40°F para evitar el crecimiento de bacterias.

Prepara la cena con tiempo

Planear la cena para un campamento puede ser muy sencillo. El "Vegetarian Times" recomienda hacer salsas con tiempo y congelarlas. Algunos ejemplos incluyen pesto de albahaca (basil) casero por adelantado y almacenarlo en tu enfriador. Si te vas a un viaje más largo, asegúrate de llevar dos enfriadores para el viaje, uno puede usarse para el día y el otro puede almacenar la comida de los demás días. Cuando sea hora de comer, calienta el pesto a fuego bajo y añádelo a la pasta o sobre vegetales asados, como calabacines, pimientos y berenjena. Añade tomates picados, pepinos (cucumbers) y pimientos amarillos a espinaca prelavada, y disfruta de una guarnición de ensalada. Asegúrate de empacar aderezo comprado o un contenedor de aceite de oliva y vinagre.

Refrigerios y postres

Ningún campamento está completo sin unos cuantos refrigerios deliciosos. Para opciones que no requieren cocción, considera pedacitos de tortilla de maíz azul con un aderezo de frijoles negros o salsa de tomate. Adicionalmente, los vegetales [como las zanahorias, pepinos y apio (celery)] pueden servirse con un aderezo de hummus. Para los que les gusta los dulce, prueba brochetas de fruta aderezados con un chocolate oscuro vegano de buena calidad. Para un refrigerio simple, prueba plátano o durazno (peach) asado.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica jones | Traducido por yolanda adriana paulín vázquez