Comida saludable para comer en un restaurante mexicano

La comida mexicana podría ser indulgente, pero ciertamente no es la adecuada para una dieta saludable. La comida mexicana tradicional, que se centra más en pescados y mariscos frescos, frijoles y verduras, podría ser más beneficiosa para cintura, pero cuando visitas un establecimiento estadounidense, puede ser más difícil encontrar estos platos nutritivos y ligeros. Por lo tanto, para disfrutar de tu comida, toma algunas decisiones difíciles y personaliza tu pedido para no destruir tu plan de dieta.

Antes de tu comida

Antes de ir al restaurante, visita el menú en línea, si es posible, y toma algunas decisiones, teniendo en mente la nutrición. Esta estrategia de dieta puede ayudarte a evitar la tentación una vez que estás sentado en la mesa. Cuando estás en el restaurante, pídele el servidor que evite traer las patatas fritas y la salsa, una trampa en la dieta. Si no puedes resistirte, separa apenas algunos chips para no excederte. Un aperitivo saludable es el ceviche y los mariscos frescos marinados en jugo de cítricos. Algunos restaurantes también ofrecen un cóctel de camarones con especias mexicanas, otra opción saludable para un aperitivo. Una sopa a base de caldo rico en verduras también puede ser un aperitivo saludable y abundante.

Escoge el plato principal sabiamente

Saltea cualquier cosa hecha exclusivamente de queso y frijoles refritos, como la enchilada de queso y frijoles. En su lugar, opta por un plato personalizable como las fajitas, donde puedes acumular las verduras y pasar por alto los quesos, crema agria y guacamole. La American Heart Association sugiere pedir tortillas de maíz en lugar de las de harina. "Cooking Light" también dice que los tacos de carne son una de las decisiones más inteligentes en un restaurante mexicano, ya que tienden a ser más bajos en calorías y sodio. Si eliges un burrito, pídelo al plato, es decir, sin la tortilla. Esto reduce significativamente las calorías y carbohidratos. Si los frijoles vienen en plato, pide frijoles negros, en lugar de frijoles refritos.

Considera las ensaladas

Una ensalada parece una opción saludable, pero se cauteloso en el restaurante mexicano. Hay una posibilidad de que podría venir en una tortilla, que es frita y puede agregar cerca de 400 calorías a tu comida. Si estás deseando una ensalada, busca una que se sirve sobre una cama de lechuga y complementa con proteínas magras como el pollo o los camarones y frijoles negros o pintos. Utiliza una salsa en lugar de crema agria o guacamole.

Personaliza tu comida

Para mantener tu comida lo más auténtica posible, personalízala. Solicita pollo o pescado a la parrilla con salsa a un lado. Puedes ir más allá y pedir que lo cocinen con poco aceite, azúcar o sal. Complementa tu proteína con pico de gallo o rebanadas de aguacate y añade una porción de frijoles negros cocidos sin grasa o sodio.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah collins | Traducido por sofia loffreda