¿La comida congelada es saludable?

Las frutas y verduras congeladas pueden llegar a constituir más de 22 millones de toneladas de productos congelados para el año 2015; como se indica en un informe de la firma Global Industry Analysts y comunicadas por PRWeb. Aunque no son tan populares como las verduras congeladas, la ventas de frutas congeladas pueden aumentar debido a la comodidad y disponibilidad. Si estás tratando de incluir más frutas en tu dieta, utilizar el tipo correcto de fruta congelada puede ser saludable y nutritivo.

Tipos y recomendaciones de consumo

Puedes encontrar muchos tipos de fruta congelada en tu tienda de comestibles. Los melocotones, fresas, arándanos, frambuesas, papayas, arándanos, cerezas y manzanas son sólo algunas de las variedades de fruta congelada disponibles. Todas las frutas, ya sean frescas, congeladas o enlatadas, caen bajo el grupo de frutas. El adulto promedio requiere entre una porción y media a dos porciones de fruta al día. Las necesidades varían según la edad y la salud en general.

Procesamiento

Los fabricantes deben trabajar con rapidez para preservar tanto sabor, textura y nutrición como sea posible en las frutas congeladas. Generalmente, el congelamiento de frutas requiere un enfoque de pasos múltiples. En primer lugar, un fabricante lava la fruta. A continuación, este, por lo general aplica un compuesto químico como el ácido ascórbico para detener las enzimas en el fruto que continúan madurándolo; de acuerdo con la "University of New Mexico Extension". Por último, la fruta pasa por el proceso de congelación, que la refrigera rápidamente sin daños. Si el fabricante congela la fruta sin un edulcorante, las calorías siguen siendo similares a las de una fruta fresca

Nutrientes

Las frutas congeladas conservan la mayoría de sus nutrientes después del proceso de congelación, aunque las frutas pueden experimentar una pérdida de vitamina C; de acuerdo con un dietista registrado Julie Shertzer de "Ohio State University Extension". Además, a diferencia de las frutas que se maduran una vez arrancadas, como se ve en muchas tiendas de comestibles, las frutas que los fabricantes seleccionan para congelar están maduras y listas para comer. Una porción de 1 taza de fresas frescas tiene 46 calorías, una traza de grasa, 2,9 g de fibra y 7 g de azúcares naturales. En comparación, una porción de 1 taza de fresas congeladas sin azúcar tiene 52 calorías, una traza de grasa, 3,1 g de fibra y 7 g de azúcar de origen natural; de acuerdo con el "Nutrient Data Laboratory" USDA. Una taza de fresas congeladas tiene 61 mg de vitamina C, mientras que las fresas tienen 84 mg.

Precauciones

Antes de coger una bolsa, contenedor o caja de fruta congelada, lee la etiqueta para asegurarte de que la fruta no tiene azúcares añadidos. Muchos productos de frutas congeladas contienen azúcar refinado para endulzarla. La dulzura incorporada tiene un precio en términos de calorías, así como 1 cucharadita de azúcar tiene unas 16 calorías. Por ejemplo, 1 taza de arándanos congelados sin adición de azúcar tiene 13 gramos de azúcar natural y 79 calorías. Una taza de arándanos endulzados congelados tiene 186 calorías y 45 g de azúcar, 32 g de los cuales son añadidos. La mayoría de las etiquetas de los paquetes indican que tienen azúcares agregadas por las palabras "dulces" o "ligeramente dulce" en el panel frontal del paquete. Si te gusta la fruta endulzada, busca frutas congeladas que utilicen un endulzante artificial en vez de azúcar granulada blanca.

Más galerías de fotos



Escrito por diane lynn | Traducido por francisco langner