Comezón en las piernas al caminar o correr

Tal vez no hay nada más molesto que la picazón incontrolable durante el ejercicio. El ardor e inflamación añade malestar y arruina la calidad de tu entrenamiento. Algunos casos de picazón en las piernas son causadas por la falta de forma física. Tu cuerpo no se ha adaptado para ejercer un mejor flujo de sangre directa. También puede indicar una reacción alérgica o una condición de salud más grave, dependiendo de tus síntomas. Si el picor está acompañado de dificultad para respirar, busca atención médica de inmediato.

Respuesta inflamatoria

Tus síntomas son causados ​​por el cuerpo al entrar en una respuesta inflamatoria dirigida por el sistema inmune. Tu cuerpo libera histamina, que a su vez causa el enrojecimiento y la hinchazón que experimentas. Los vasos sanguíneos se dilatan, lo que se traduce en un aumento de la circulación. La urticaria se desarrolla con áreas de enrojecimiento. Pueden existir varios factores desencadenantes, como el sudor, el calor o el estrés emocional. Rascarse las piernas por la picazón puede agravar la condición y aumentar el malestar.

Causas

Hay varias causas biológicas para la picazón. Una condición es la urticaria colinérgica, un trastorno del sistema inmune. En este caso, el cuerpo está respondiendo inadecuadamente y es hipersensible a algún disparador. Tu condición de la piel también puede ser indicativo de una alergia rara llamada anafilaxia inducida por el ejercicio. Este trastorno se acompaña de otros síntomas, como respiración sibilante, náuseas y una sensación de asfixia. El picor también puede ser una reacción a algún tipo de alérgeno en el aire tal como el polen.

Tratamiento

Con el fin de tratar la picazón en las piernas, debes comenzar por identificar los posibles factores desencadenantes. Puede ser útil llevar un diario. Puedes observar cosas como condiciones climáticas, la ubicación para la identificación de posibles alérgenos y la intensidad del entrenamiento al caminar o correr. De esta manera, puedes identificar los patrones de lo que puede ayudar a prevenir una reaparición de tu condición.

Prevensión

Si los entrenamientos intensos desencadenan un ataque, es posible que desees considerar cambiar tu ropa de entrenamiento. Usar ropa holgada puede mantener el control de la transpiración más cómoda. También puedes querer tomar medidas preventivas como tomar un antihistamínico de media hora antes de ir afuera para caminar o correr. Este medicamento puede controlar la respuesta inflamatoria del cuerpo para evitar el enrojecimiento y la picazón. Si tienes anafilaxia inducida por el ejercicio, es posible que desees evitar el ejercicio de cuatro a seis horas después de comer, recomienda un estudio realizado en 2001 por la University of Kentucky School of Medicine. También puede que te abstengas de tomar cualquier medicamento no esteroideo anti-inflamatorio como el ibuprofeno, que se ha relacionado con anafilaxia inducida por el ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por chris dinesen rogers | Traducido por verónica sánchez fang