Comezón después de ejercitarte

La picazón siguiente al ejercicio puede ser embarazosa e incómoda, especialmente si los síntomas persisten mucho después de que termina tu entrenamiento. A menudo es fácil de prevenir, pero también puede deberse a afecciones médicas graves. Tu mejor apuesta es averiguar lo que provoca la picazón después del ejercicio. Si sospechas una enfermedad grave que lleva a la picazón, consulta a tu médico.

Síntomas

La comezón inducida por el ejercicio varía en gravedad desde una leve molestia a un dolor extremo. Puede ir acompañada por una variedad de síntomas, como vómitos, dificultad para tragar, inflamación de la boca, la aparición de bultos similares a ampollas, pérdida del conocimiento, diarrea, calambres, sensación de pinchazos y una caída severa de la presión arterial. La picazón después del ejercicio puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, incluyendo el cuero cabelludo, la cara, el cuello, los hombros, las axilas, la ingle, pliegues de los codos y el pecho.

Causas menores

El ejercicio aumenta el flujo de sangre a la piel, y esto puede resultar en picazón. El sudor, usar ropa ajustada que no permite que la piel respire y lavar su ropa de ejercicio con detergentes fuertes puede causar picazón en la piel. El ejercicio intenso también puede causar que las glándulas sudoríparas se obstruyan, lo que resulta en una picazón por calor. La deshidratación contribuye a tener piel seca, y que pica durante el ejercicio.

Causas serias

La comezón puede ser consecuencia de una reacción alérgica, y estas tienden a desarrollarse cuando te ejercitas dentro de las cinco horas de haber comido. El aumento del flujo sanguíneo provocado por el ejercicio puede llevar los alérgenos a través de tu cuerpo rápidamente. Condiciones médicas, tales como psoriasis, eczema, enfermedad hepática, trastornos del sistema nervioso y la anemia por deficiencia de hierro también pueden provocar picazón después del ejercicio.

Prevensión y tratamiento

Reduce la sudoración encendiendo un ventilador o aire acondicionado mientras haces ejercicio. La ropa ligera que mantiene la piel fresca ayuda a prevenir la picazón. Aplica mentol, calamina, alcanfor o lanolina anhidra a las zonas afectadas para calmar cualquier picor y malestar. Para la comezón crónica después del ejercicio, reduce la duración o la intensidad de tu entrenamiento. Si tiendes a desarrollar una reacción alérgica durante el ejercicio, lleva epinefrina inyectable o Bendaryl.

Precauciones

Evita rascarte la piel que pica, porque esto puede empeorar los síntomas y causar que pústulas infectadas se desarrollen. Córtate las uñas, usa guantes o aplica compresas húmedas sobre la piel para evitar arañazos. Busca atención médica si el prurito se acompaña de dolor de cabeza, mareos, pulso rápido o presión arterial baja. Estos podrían ser síntomas de agotamiento por calor, que puede conducir a complicaciones graves, como un golpe de calor.

Más galerías de fotos



Escrito por rose erickson | Traducido por verónica sánchez fang