¿Puedo comer yogur durante el embarazo?

Si estás embarazada probablemente suelas preguntarte que alimentos que comúnmente comes, o deseas ahora que estás encinta, son seguros. El yogur es un ejemplo de alimento que, con ciertas restricciones, no solo es seguro para comer si no que también te brinda beneficios de salud a ti y a tu bebé.

¿Qué es el yogur?

El yogur es un producto lácteo fermentado, hecho con leche refinada con ciertas bacterias no dañinas, como lactobacillus acidophilus. Estas bacterias digieren el azúcar en la leche, específicamente lactosa, para obtener energía, según explican los doctores Reginald Garrett y Charles Grisham en su libro "Bioquímica". Cuando los humanos digieren azúcar generan los productos de desperdicio dióxido de carbono y agua, en la mayoría de las condiciones. La bacteria del yogur, en cambio, genera ácido láctico, que reacciona con las proteínas de la leche, produciendo el gusto amargo y su textura cremosa.

Nutrición del yogur

Como el yogur está hecho de lácteos, tiene todos los beneficios de la leche y más. Como la leche, el yogur es rico en calcio, que es necesario si estas embarazada porque estás alimentando a tu bebé en crecimiento con calcio para que desarrolle sus huesos, según explican Heidi Murkoff y Sharon Mazel en su libro "Qué esperar cuando estás embarazada" ("What To Expect When You're Expecting"). El yogur también contiene proteínas y muchas vitaminas, que tanto tú como tu bebé utilizan para el desarrollo de nuevas células.

Bacterias probióticas

Las bacterias del yogur son inofensivas para los humanos; no pueden causar infecciones. De hecho, estas bacterias en realidad ayudan a las funciones digestivas, es por esto que a veces son denominadas "probióticas". Durante el embarazo, tu sistema digestivo se lentifica para aumentar la cantidad de nutrientes disponibles para tu bebé, según explican Murkoff y Mazel. Esto puede aumentar tu riesgo de constipación y hemorroides. Comer yogur te ayuda a mantener una digestión regular.

Asuntos de interés

Hay dos tipos de yogur que debes evitar durante el embarazo. Primero, como tu sistema inmunológico no funciona igual que siempre, evita los que están hechos con lácteos no pasteurizados, indican los doctores Michael Roizen y Mehmet Oz en su libro "Tú: Tener un bebé" ("You: Having A Baby"). Este tipo de yogur puede contener bacterias dañinas. Por otro lado, evítalos y otros lácteos enteros ya que contienen demasiadas grasas saturadas, lo cual no es saludable para el corazón y puede llevar a un exceso de aumento de peso durante el embarazo.

Consideraciones

En general, el yogur es un buen alimento para agregar a tu dieta de embarazo. Como fuente de lácteos sin grasa puede ayudarte a alcanzar tus requerimientos diarios de proteínas y muchas vitaminas y minerales, además de proveer energía. Muchas de las marcas que se consiguen en las tiendas contienen grandes cantidades de azúcar agregada o jarabe de maíz, por lo tanto si quieres evitar subir demasiado de peso durante el embarazo, puedes preferir comprar yogur natural y endulzarlo a tu gusto con frutas o miel.

Más galerías de fotos



Escrito por kirstin hendrickson | Traducido por azul benito