¿Puedo comer la savia de los árboles?

Si bien puedes comer varios tipos de savia de los árboles, no debes comenzar roer cada tronco que veas. Algunos árboles producen una savia amarga e incluso venenosa. Además, aunque se trate de savia comestible, no es muy sabrosa cuando se come directamente. Sin embargo, la próxima vez que eches jarabe de arce sobre tus gofres, simplemente recuerda que proviene de la savia del árbol.

Jarabe de arce

La forma más conocida de savia de árbol comestible es la del árbol del arce. Esta savia rica en sucrosa es tan dulce y sabrosa que es característica en los desayunos y los refrigerios a lo largo los Estados Unidos y en muchas otras partes del mundo. Los extractores experimentados de jarabe de arce pueden recoger hasta 80 galones (302 litros) de savia de un árbol en un año. Necesitas 10 galones (37 litros de savia fresca para hacer un cuarto de galón (1 litro) de jarabe, según la Extensión de la Universidad de Maine.

Abedul

La savia del abedul es comestible, si bien sólo se puede extraer en los estados de clima frío como Alaska o parte de Canadá. La savia es un líquido pegajoso que queda más amarillo cuando lo reduces sobre la hornilla. Puedes usarlo como un jarabe para el desayuno, si bien es menos dulce y rico que el jarabe de arce. Proporciona una gran variedad de nutrientes, incluyendo la fructosa, la glucosa, los aminoácidos, la vitamina C, potasio, calcio, magnesio, zinc, sodio y hierro, según la Universidad Fairbanks de Alaska. A diferencia de la savia del arce, la savia del abedul no contiene el disacárido sacarosa.

Zumaque

Cuando estas joven y jugabas en el exterior, es probable que los adultos te aconsejaran no tocar las hojas de los árboles. Esto se aplica para evitar la familia de plantas y árboles del zumaque y de la hiedra venenosa. La savia de ambas plantas son venenosas y puedes desencadenar reacciones desagradables en la piel e incluso producir un shock anafiláctico en algunas personas. La Escuela de Recursos Forestales y Conservación de la Universidad de Florida también señala que la quema de la madera del zumaque puede liberar gases tóxicos.

Consideraciones

La opción más segura si no reconoces la especie de un árbol silvestre es evitar ingerir cualquier tipo o su savia. Incluso la savia comestible, como la del árbol de arce debe ser reducida y hervida antes de que forme un jarabe delicioso y espeso. Al hervirla también eliminas las impurezas y las bacterias que pueden estar ocultas dentro de la savia gomosa. Si tienes una reacción fuerte después de comer cualquier tipo de sabia, particularmente si tienes dificultades ara respirar, busca una atención médica inmediatamente

Más galerías de fotos



Escrito por peter mitchell | Traducido por alejandra prego